06 octubre 2006

La bella durmiente


La bella durmiente
mira de frente
la rueda de su destino









En el tiempo en el que todas las promesas aún están por cumplir, resulta que es fácil distraerse. Después también, pero lo cierto es que las señales se presentan una tras otra, como en un desfile cirquense y quien quiere distraerse sabe que tiene que ignorarlas.
La bella durmiente todavía no distingue las señales. O quiza las distingue tan bien que le fascina el despliegue mostrado para disuadirle de coger otra ruta. Y es por eso que la vía alternativa, la que nunca debería tomar, (según dicen los otros, los que aseguran saberlo todo y silban y te miran mientras escupen soberbia, dándote por perdida si te atreves a encararlos), se vuelve irresistible, la atrae como si le inyectaran los días certeros de pompas de jabón que suben al cielo y explotan ante la vista de los que aún contemplan las nubes.

Gira la rueca, y gira y vuelve a girar.

Parece tan fácil, tan rutinario, parece tan quesehacesolo que canta, canta y ríe feliz, ajena a las sombras que están midiendo su talle. No conoce el peligro, o tal vez sí, quién puede saberlo si en sus ojos hoy están brillando miríadas de estrellas vírgenes. Conoce bien el peligro, entonces, pero las estrellas tienen su propia danza y están naciendo las galaxias a su alrededor.

Demasiada belleza para decir no.

La bella durmiente gira la rueca. La bella durmiente está sangrando. La bella durmiente ha caído, dulce, serena, con una conquista en los labios y un triunfo en el corazón.

Y ahora, no quiere dormir. Pero el estigma de los malditos ya ha tocado su frente.

Dicen que ahora sólo queda esperar, que el castigo viene sólo y esto se resuelve con el tiempo, cuando todos olviden, cuando a nadie le importe ya que hubo quien se atrevió a girar la rueca, a desobedecer el mandato, la encomienda, y se atrevió a caminar descalza por las cuevas de la esperanza. Pero el tiempo, maquiavélico, se ha detenido bien a conciencia, y nada de lo actualmente presente parece tener poder suficiente como para darle cuerda de nuevo.

Como era de sospechar, la bella durmiente tiene frío, y nadie viene a arroparla. Y no será ella quien proteste. Ni quien suplique piedad. Simplemente se revuelve en su urna de cristal, y acaba de caérsele un sueño de entre los mechones de su pelo. Y a su alrededor, todos duermen, y los que presumían de saber todas las respuestas, reconocen borrachos que jamás se plantearon dudar.

La bella durmiente está sola. Como siempre, desde siempre. Y yo diría que no duerme tanto. (Quien no cree merecer un castigo, puede que no tenga que sufrirlo).

La bella durmiente decide.

Y el tiempo, planifica su venganza.

La bella durmiente no espera.

Le están saliendo espinas entre los pliegues del vestido, y dicen los que entienden del tema que la próxima primavera se convertirá en rosal.

A ver quién se atreve a condenarla entonces.

18 comentarios:

El detective amaestrado dijo...

Escribes como con agujas de tricotar, envolviendo al lector como si le hicieras un jersey a medida.
Excelente, de verdad.

Tris Tras dijo...

Teje palabras como el otoño desnuda las vaporosas ramas.

Y luego nos deja abrigados con las azules hojas de su bitácora.

Un saludo descubierto.

Patus dijo...

"demasiada belleza para decir no"...eso es algo que muchas veces me ha perdido.
Besos

Danidevito dijo...

Me ha gustado mucho tu texto, Paula, y me ha hecho muchísima gracia el empleo de los neologismos "cirquense" y "quesehacesolo".

Vita dijo...

¿La bella durmiente sueña? Besos.

dopel-dobel dijo...

totalmente de acuerdo con DANIDEVITO..... a mi me parece que es genial...

Paula dijo...

Detective, tricotar un jersey a medida... Qué buena metáfora.

Tris tras, pese a tu saludo descubierto no logro identificarte, tendrás que ser más específico, ahora bien, tus palabras me gustan mucho.

Patus, perderse por la belleza no me parece una mala opción de vez en cuando. Al fin y al cabo, la belleza permanece en el corazón ¿no?

Danidevito, si lo que escribo te gusta y además, te hace disfrutar, me doy por satisfecha. Un placer leer tus palabras

Vita, el cuento de la bella durmiente me ha fascinado desde niña. Supongo que no será la última vez que escriba sobre ella. Besos para ti también

Dopel-dobel, qué bueno tenerte por aquí. Te digo lo mismo que a Danidevito, entonces, me alegra tu disfrute.

Mil gracias a todos por la visita y los comentarios.

Hugo Denis dijo...

Tienes mucha elegancia a la hora de hilvanar las palabras. Enhorabuena por el texto.

Por cierto te respondí el correo. Espero que ahora puedas hacerlo.

Un abrazo.

Made in China dijo...

Que nadie rebaje a lagrima o reproche esta cancion burtal de paz y valentia.

GRACIAS! (Y gracias a Borges, que me regalo la metafora y el dia)

Pacita dijo...

Hermosos textos...... serìa bueno que la Bella despertara aunque dejara de ser bella .........
Los despertares son hermosos , nos sabes cianto me alegra que Altazor sea tan conocido en el mundo ....
A mi me encanta Huidobro
Besos para ti y gracias por tu blog

Heriberto dijo...

Me gustó el blog. Saludos y felicitaciones

LE MOSQUITO dijo...

Acabo de despertar. Una vez más.

Scuaret dijo...

Que cosas habra en esa cueva????
Bueno te dejo mis SAludos.
Nos seguiremos visitando.

Paula dijo...

Hugo, ya se ha solucionado el tema, por fin salen mis comentarios publicados. Un abrazo

Algo de mí, me conmueve tu visita, tan lejana, y con esos textos tan bonitos que tienes en tu blog. Bienvenida y nos seguimos viendo

Pacita, da igual si la bella es bella o no. Lo importante es que ella no quiere dormir, aunque pretenden obligarla. Y lo mejor de todo es que no acaba creyendo que debe ser castigada.
Este texto lo escribí después de ver la entrevista que le hizo Lucía Etxebarría a Ana Mª Matute la semana pasada en la dos. Me impactó como Ana Mª Matute contó su sentimiento cuando, por separarse de su marido le arrebataron la custodia de su hijo de ocho años. Lloré de rabia al oirla contar su desgarro, me impactó sobremanera.

Por suerte, los tiempos han cambiado, al menos en ese aspecto.

Heriberto, bienvenido, me alegra que te guste el blog. Nos seguimos viendo. Un abrazo

Le mosquito, de eso se trata, de despertar, de no dormirnos con las creencias ni nuestras ni de otros. Ojalá lo consigamos, aunque sea a ratos...

Scuaret, es sugerente la cueva ¿verdad? Un abrazo y bienvenido

Gracias por vuestros comentarios

Made in China dijo...

SI, claro que nos veremos y leeremos si el Hacedor quiere! me gusta este lugar, lo voy a linkear para no perderte y encontrarte mas rapido.
Un beso enorme desde el sur de China, desde la provincia de los caligrafos: ANHUI.
xiexie!

Paula dijo...

Hay visitas que son una delicia. Todas lo son, de alguna manera, pero cuando de repente, las tierras lejanas se ponen al alcance de la mano, un aroma a infinito puebla este paraje, y una serena felicidad llueve desde el cielo.

Me alegra mucho tenerte por aquí. Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Me da la sensación de que hay tantos dormidos que creen estar despiertos que esta durmiente que teje venganzas es la que más viva está.

Paula dijo...

Eso es, Francisco, lo que quería decir: al final, la bella durmiente es la que más se entera de la película...

Un abrazo