13 octubre 2006

Tengo un plan

No sé si es bueno, y no creo que quiera saberlo. De momento.

Me lo propusieron en mi último viaje, ese que hice a los fondos abisales, entre otros sitios. Llegué a conocer a los seres por descubrir, y unos se sorprendieron por mi visita, otros comenzaron a acicalarse, y un tercer grupo, en lugar de esconderse, comenzó a piropearme. Extraña manera de comportarse ante una desconocida, pensé, para ser seres sin nombre, seres que aún están por descubrir. Pero lo dejé pasar, porque me sentía en casa.

Como iba diciendo, parece que tengo un plan.


Y no es que sea bueno, es que es una locura. Y eso hace que sea posible.

Y las anémonas están creciendo, y los caballitos de mar trotan contentos. He encontrado una tiza en mi mesita de noche, y, como en el laberinto del fauno, estoy aprendiendo a abrir puertas. Detrás de algunas encuentro monstruos, sombras, sombras y monstruos que me hacen gritar y correr, correr y gritar, y tengo que salir de la pesadilla tan rápida y entera como puedo. Después me tomo unos días de descanso. Para coger fuerzas. Y recuperarme, y volver a la carga, al dibujo trastornado y frenético de la tiza embrujada en la pared.

Y entonces, una luz tenue de plata y miel la anticipa, encuentro la gruta, la profunda gruta abisal, llena de futuros y silencios. Y las risas de los bebés que aún están por nacer se oyen lejos, como si no estuvieran, pero están y de qué manera, ansiosos de descubrir el camino al útero que ha de cobijarles.

Pues eso, que tengo un plan. Y un sueño.

Me ronda como los rayos, a trompicones, y de pronto todo se ilumina y parece que toda esa belleza mágica sea para siempre. Y los truenos, como los pasos de los cíclopes que sobrevivieron a la última hecatombe, anticipan el resplandor.

Tendré que acabar conmigo, pero ese es un mal menor. Y parecerá un poco que he muerto, como con el Principito, como que me he ido, pero no será verdad y habrá estrellas que tintineen mi nombre y bosques que recuerden mis pasos.

Espero que me entiendan, que se sepan poner en mi lugar, el fondo abisal es demasiado bello para seguir en la tierra, y me han propuesto ser la guardiana de una estrellita de mar. Creen que con el tiempo puedo convertirme en sirena, que tengo cualidades, pero a mi me da miedo que me pesquen y me confundan con otra. Más aún, yo creo que no doy la talla, y me encanta eso de cuidar a una estrellita de mar, yo que creía que sabían cuidarse solas y resulta que no, que necesitan un vigilante marino para trasnochar entre las rocas, y bueno, lo cierto es que han insistido tanto que al final, he firmado el contrato esta tarde, antes de que se arrepientan.

Así que, además de tener un plan, tengo un contrato de guardiana. Y ya veremos si no llego a sirena. Quien me lo iba a decir, a estas alturas y semejante plan...

En fin, que todos los sepan, y lo celebren. En la ciudad ya han declarado las fiestas.
Tengo un plan.

Y ya me están saliendo escamas.
Y cómo mola

24 comentarios:

A-X dijo...

Me gusta que te conviertas en sirena...

A ver si puedo pescarte...

Qué bella imagen...atrapada en una red azul y amarilla.

Me encanta tu blog... me fascina tu post...

pero eso ya lo sabés
Un gran beso
A.-

Javier López Clemente dijo...

La espuma de algún mar me dijo que cuando las escamas brotan no hay duda, es época de fertilidad.
Más abrazos que nunca y hasta un besito me apetece enviarte.

El detective amaestrado dijo...

Detrás de cada uno de tus textos late el espíritu de un plan de fuga. Hazlo. Aprovecha la ocasión, muchos es único plan que tienen es un Plan de Pensiones.
A disfrutar de las fiestas, maña

pies diminutos dijo...

Adelante con tu plan, querida Paula, te animo desde aquí! Me encantaría poder tocar tus nacientes escamas! Un abrazo marino!

Hugo Denis dijo...

Los fondos del océano guardan infinitos tesoros ocultos a nuestra vista. Espero que nos los cuentes, cuando regreses, si es que lo haces :)

Abrazos.

Vita dijo...

Guardiana de una estrellita de mar. Me encanta tu plan.

Rocío dijo...

Mmmm, que nos va a parecer? :) que cualquier plan que se asemeje a un sueño, algo que tienes ganas de cumplir, no puede ser malo... Seguro que estaba en tu lista de cosas por hacer el cuidar una estrellita de mar. Solo nos queda desearte que disfrutes de la guardia :)

pazzos dijo...

Me encanta la fauna abisal. Esos seres translúcidos, ingrávidos, fosforescentes, de formas inverosímiles y movimientos de bailarina. Tan leves que hasta carecen de nombre. Nadie se atreve a bautizarlos para no despertar su furia.

Made in China dijo...

tener planes es mucho mas de lo que cualquier mortal, feliz o anfibio quisiera.
me encanta tu escritura!

Paula dijo...

A-x, de momento, vamos con el contrato de guardiana de la estrella de mar, profesión para la que me llevo preparando toda la vida, y que me tiene emocionada...
Me alegra que te guste el blog. Vuelve cuando quieras.

Javier, no dejas de sorprenderme... ¿hablas con la espuma del mar? ¿y te responde? Me fascina el tema, ya me contarás qué mas te ha dicho, si se puede, claro. Y el beso, lo recibo encantada, cómo no.

Detective, pero con el mogollón que se prepara estos días en la ciudad... ¿cómo no voy a preparar una fuga? Normalmente la fuga se materializa, pero este año he permanecido aquí, quietecita, y he sobrevivido gracias a los sueños.
Ahora, al año que viene no creo que me pillen.
Un abrazo
(lo del otro plan de fuga queda en secreto, no se lo digas a nadie)

Pies diminutos, recibo tu abrazo marino, lo comparto y cuando pases por esta ciudad, si todavía te apetece, quedamos y me tocas las escamas, que, por otro lado, tienen un tacto la mar de agradable, jeje. Será un placer.

Hola Hugo, todavía estoy flotando en ese sueño, vamos a ver si consigo traducirlo en palabras. Si es así, lo contaré, no lo dudes.

Vita, el plan es bueno, ¿verdad? Yo cada vez estoy más convencida.

Rocío, si, estaba en mi lista de cosas por hacer. Ultimamente la he actualizado, aprovechando esta reclusión festiva, y entre los sueños por cumplir estaba este. Vamos a ver qué tal sale. Yo de momento, veo crecer y crecer mi ilusión...

Pazzos, qué razón tienes, qué seres, qué maravillas, como para no quedarse entre ellos, allí, en ese abismo mágico...

Made in china, si, eso es lo que nos hace estar vivos, tener planes, aunque sean ficticios, tener un sueño, aunque las posibilidades de realizarlo sean escasas. El sol brilla más cuando tenemos un sueño ¿no?

Os abrazo a todos, y os agradezco la visita enormemente.

Sigo con la guardia.

Patus dijo...

Paula, estuve leyendo de fondos abisales porque no sabía ni que existían...y lamento decirte que me dió miedo...parece que son oscuros y fríos y los habitantes tienen aspecto monstruoso...¿porque mejor no nos quedamos en una linda playita? yo te acompaño a vos y a la estrella...
Besos asustados

Sir Alsen Bert dijo...

Pero antes que escamas, alas.
Me gustó.
Saludos, Mañá con J (de Jaén, of course)
;-)

maite dijo...

un plan, una locura, un sueño...qué buena pinta tiene, creo que te entiendo y me puedo poner en tu lugar, besos para ti y tu estrellita.

Paula dijo...

Patus, es cierto que lo que dices de los fondos abisales, está oscuro y hace frío, pero en lo que no me convences es en el aspecto de los seres que hay, tan distintos, tan llamativos, tan...

Y para monstruos, no lo dudes, los de la superficie de la tierra.

Ahora bien, lo de la playita y tu compañia, encantada...

Sir Alsen Bert, alas, escamas, la cuestión es conocer otros mundos, y luego, por la noche, cuando hay luna llena, caminar entre los olivos...

Maite, tiene buena pinta, si.
si me atrevo, te lo haré saber

Un beso a los tres, bien fuerte

Sir Alsen Bert dijo...

Hecho estuvo; ese caminar con luna llena entre olivos, sí, sí, sí. Qué gozo que me la llevé al río, como escribió una vez Lorca...

delokos dijo...

Me has recordado una canción de hace unos años...

Iba cantando y te ví morena
Por un momento clavé mis ojos en tí
Pero tu cuerpo se hundió en la arena
Dibujó una ese y pensé que me estaba diciendo sí

Yo iba tranquilo por la vereda
Llevaba un gancho y comencé a silbar
Pero mis voces y mis llamadas
No consiguieron hacerte salir

Entonces pensé que tu cuerpo se enroscaba en un coral
Llamándote descubrí que sólo el eco de mi voz sentí

Oh morena oh seguí llamando
Oh morena oh y mi canción
No logró que emergieras del agua
Como en otras noches en que te invoqué

Pienso ahora mi encantada serpiente de mar
Que no acudiste a la cita con mi canción
Porque estaba de ronda por los arrecifes
Tu novio el murión


Se titula "El Pescador de Morenas"... es una canción que cantan muchas tunas...

Precioso blog... nos veremos...

Un saludo...

Heriberto dijo...

escamas que protegen, que los hacen mas fuertes, mas completos

julio de freitas dijo...

...Me quedé sin palabras...hermoso pot y hermoso blog. Ojalá que esa travesía que anuncias te vea aunque sea por una rendija! Gracias por regalarnos este blog.
Julio de Freitas

julio de freitas dijo...

corrijo post no pot

koquira dijo...

JOPETAS QUE MOLÓN TU BLOG, NAVEGANDO POR AHÍ ME LLAMO LA ATENCIÓN LA FOTICO DE TU PERFIL Y PARA ACÁ QUE ME VINE A VERTE.
UN SALUDOTE MAJA!

Paula dijo...

Sir alsen bert, bello poema el de Lorca, si señor, tan andaluz...

Julio, bienvenido y me alegra mucho que te guste el blog. ya sabes, a disfrutarlo...

Koquira, la foto del perfil es del monasterio de piedra, sitio digno de ser visitado. bienvenida a ti también

Un abrazo y gracias por los comentarios.

Paula dijo...

Heriberto, no es que me haya olvidado de ti, es que me encanta la idea de las escamas fortalecedoras, de las escamas que nos completan

esa era la idea

la de completar

Un abrazo fuerte

memento dijo...

Me gustó la peli que mencionas. Por cierto, lo de "tengo un plan" me recuerda a un peliculón de Elia Kazan: "America America"

Paula dijo...

¿el laberinto del fauno?

a mi me gustó una barbaridad aunque me dió un jamacuco al final que tardé un buen rato en poderme levantar del asiento y luego, yo que me había puesto mona monísima, acabé con la raya del ojo en la nuca, en fin... cositas del cine