20 marzo 2007

Ella escucha

Ella escucha.
Desde tiempos remotos, el poder de la revelación le ha sido dado.

Ella escucha.


Y entre el ruido, en mitad de las palabras, por encima y por debajo de ellas, en los huecos del pensamiento y de los sueños, entre la maraña de los sonidos que filtra la aurora, en los murmullos, gritos, y silencios que recorren las calles, en la cadencia de los suspiros, de las ausencias y de los cantos que pueblan la noche, en la penetrante distancia de los susurros, rumores, ecos y aullidos que evoca el vértigo,


ella distingue La Voz profunda que se dirige a su alma.

Ella escucha
y presta atención.
Siente la presión en el pecho
y la rueda vuelve a girar.

Imagen: Anónimo. Genio femenino alado y portador de flores. Procedente de Stabies. Museo Arqueológico Nacional. Nápoles. A los que me visitáis con frecuencia, os invito a que leáis mi último comentario de la entrada anterior. Si os apetece, claro. Y a los demás, también. Evidentemente.


50 comentarios:

Mariano dijo...

Pues con esa maravilla electroestimuladora, como encima sea silenciosa, serás capaz de escuchar desde la relajación cosas maravillosas que el ruido cotidiano esconde.
Disfruta de los masajes, del silencio y de las notas que se cuelen entre ambos.

Amor dijo...

me encanta lo de "el poder de la revelación le ha sido otorgado"
en mi blog tengo la misma actitud de falta de falsa modestia
cuando sé que algo es cierto , no tengo por qué disimular
amor

Letra de Mujer dijo...

En relación a tu último comentario de la entrada anterior, ahora dudo de si esa "voz profunda que se dirige a mi alma" de esta entrada, no seas vos, leyendo el manual de instrucciones de la máquina que compraste!!!!

florecita dijo...

Por eso amo las letras... porque nos reflejan el alma... yo también prefiero las manos antes que las máquinas, mis padres tienen un sillón para masajes y es bien rico... pero las manos, el contacto, la piel...

(Yo soy el hada de la foto... poco modesta como todas las hadas)

Abrazote del alma

Itoitz dijo...

Asi como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar. La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha.
Un abrazo.

Hôichi dijo...

Para mí el ruido es mi silencio

saludos niña

Nerim dijo...

Espero que le saques provecho al aparato de electroestimulación.
Ya nos contarás que tal.
Te imagino con buena música y aplicandote esos masajes, suena tentador.
Un abrazo
Nerim

Francisco Ortiz dijo...

Poesía para una imagen.

Arcángel Mirón dijo...

Maravilloso, Paulita...

Si mi amado Almodóvar decidiera hacer una segunda parte de "Hable con ella", el título podría ser "Ella escucha".

:)

el_Vania dijo...

Hay una canción de Ultravox, titulada "The Voice" que narra una situación análoga a este texto... Cuando escuchas esa voz... la "apariencia" de esa voz... hace estremecer hasta el rincón más recóndito del alma.
Saludos Paula!

Elena dijo...

Escogiste una bella imagen para tu post. Dones proféticos y poderes adivinitorios. Un bello poema.

Ya nos contarás cómo te va con tu nueva adquisición.

Un saludo.

mandarina azul dijo...

Yo te escucho, y muy atentamente...

La imagen es preciosa, paula. Y tu imagen de la rueda volviendo a girar...uf.

(He leído tu comentario de la entrada anterior, claro, jaja...)

Un beso.

lamima dijo...

Hay demasiada gente que no escucha, solo oye. Ni siquiera a sí mismo.
¿Esa adquisición?..suena tentador hermosa...mmm

Mr. TAS dijo...

se escucha a sí misma!
quizás no mienta, es probable que ella ni lo sepa ni se lo imagine.... pero es ella misma desde su subconsciente.
un saludo

laonza dijo...

"En los huecos del pensamiento y de los sueños, entre la maraña de los sonidos que filtra la aurora:::"
me llevo esto me electroestimular´´a el dia!!!
hermoso como siempre que vengo..
besos paula-mares!

LE MOSQUITO dijo...

Mientras disfruto de tus palabras, estoy escuchando una canción que alguien te ha dedicado en un pequeño cuaderno de un pequeño díptero.
Un beso. Que la disfrutes.
:)

aPerfectCrime dijo...

Excelente...

Sus palabras quedan flotando en mi mente como un Eco... Llenando vacíos.

permítame dejarle una serie de aplausos...
clap, clap, clap....


PD. el trozo de canción en el comentario anterior es "Puente" de Gustavo Cerati.


saludos....

Felipe Sérvulo dijo...

Pues sí. Ya ves que te sigo visitando: puse tu enlace en mi blog y así, con la llave, puedo venir a tu casa las 24 horas para disfrutar tus escritos.
Un abrazo

Ártemis Sublime dijo...

Escuchar. Un acto momentáneo indispensable y repetitivo, que necesita de por lo menos dos personas para que el dolor no carcoma las entrañas con más soledades.

Besosss!

RAIKO dijo...

Recuerdo los poemas de los vanguardistas de principio del siglo pasado a las maravillas de la técnica por entonces moderna. Un abrazo, Paula.

Fernando dijo...

Alada luz que visita los silencios para escuchar el alma...besos.

Virgen dijo...

A veces, quisiera dejar de escucharme.

Cerrar los oidos, la mente, el animo a los gritos o murmullos que nacen e cuando en cuando.

Un beso ... con admiracion.

gonzalo dijo...

hay un hada junto a tu cama.

Paula dijo...

Hola Mariano. el aparatito en cuestión no es, precisamente, para uso personal, aunque lo voy a usar yo, claro, en el trabajo. lo probaré conmigo, eso sí, para saber qué se siente. Un abrazo fuerte

Amor, pues sí, aunque no sé si te has fijado que el texto está escrito en tercera persona, y yo normalmente, escribo en primera. Coincido contigo plenamente en que la falsa modestia sobra.

letras de mujer, podría ser, podría ser...

Florecita, desde luego que sí. Donde esté el contacto de unas manos, que se quiten los aparatos. De todas todas. Un besazo

Itoitz, pues sí, y de ambos depende una buena comunicación. Un abrazo

Hôichi, ¿tu silencio es ruidoso? Interesante...

Nerim, te digo lo mismo, el aparato lo voy a utilizar... pero no conmigo sino en el trabajo. Ya os contaré. Un besazo

Francisco, qué alegría tenerte por aquí. Tus palabras son siempre bien recibidas.

Paula dijo...

Arcángel Mirón, cómo me gustó "hable con ella" de Almodovar. De las que más me gustaron. Un abrazo

El_Vania, no conozco la canción, pero la buscaré. Un besazo

Elena, gracias por tus palabras. La imagen es realmente bella. Tengo un angelito por ahí que sobrevuela la ciudad que en lugar de comentar aquí, me envía al correo imágenes como ésta. Toda una delicia.

Mandarina azul, jo, pues me ruborizan tus palabras, y también me río contigo.

Lamima, suena bien, si. Y ojalá aprendiéramos a escuchar más. La verdad es que nos hace falta a todos.

Mr.tas, claro claro.

Laonza, mejor llevatelas sólo para estimularte el día (hazme caso, que sé lo que digo...)

Le mosquito, eres un sol... qué gusto da tenerte cerca. Ni te lo imaginas. Un fuerte abrazo. Aquí, ya, sin nada de nieve, pero con un cierzo que zarandea hasta el alma

Paula dijo...

aPerfectCrime, (me sacaste los colores), mil gracias por la información de la canción. Y mil gracias, de corazón, por volver y leer los comentarios que os dejo. Me encanta saber que lo hacéis. Un besazo

Felipe, gracias por el link. Y por tus visitas. Y por disfrutar aquí, entre las palabras. Un placer recibirte.

Artemís, dura reflexión, y profunda. Y recuerda también, que, a veces, escuchamos no para salir del dolor, sino para compartir la alegría. Un abrazo, guapa

Raiko, ¿cómo se sentirían, verdad? Un besazo

Fernando, gracias por tus palabras. Gracias.

Virgen, si hay algo en ti que se quiere expresar, cuanto más luches en contra, más fuerza le estás concediendo. Te dejo un abrazo.

Gonzalo, y dentro de ella, también.

desconvencida dijo...

Preciosa imagen, Paula, la de la foto y la que forman tus palabras... un beso

Anónimo dijo...

Hola!,
Estoy llevando desde hace poco un proyecto (http://proyectodesnuda.blogspot.com), en el que me gustaria mucho, de hecho me haria mucha ilusion, que participaras.
Una foto desnuda tuya, como la quieras hacer y con lo que quieras mostrar, un pequeño texto en el que expliques algo de ti, y ganas de participar en el proyecto.
visita la web y dime algo, OK?
besos y muchas gracias
ana

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Tiene que ser una pasada escuchar en el hueco de las palabras, cuántas revelaciones escondidas se encontrarán en ese espacio, cuántas voces calladas que gritan en silencio.
Saludos.

Elías dijo...

Un amigo, Hôichi, me insinuó que me gustaría este blog y creo que va a tener razón; se respira muy bien.

A veces es difícil elegir a qué atender, verdad?
El mundo está llendo de sonidos y de ruidos y es difícil ( o fácil, no sé ), desenmascarar a aquellos que realmente tienen algo que decirte.

Gracias por tus palabras.

Bettina dijo...

No comprendo mucho este vago mundo de las máquinas inteligentes, pero no me vendría mal que me pases nombre del aparato, marca, precio, etc. y saber si en verdad funciona!!!
Tú mientras tanto disfrútalo!

galafer dijo...

a girar como siempre, sin detenerse, como ha de ser!!

pies diminutos dijo...

Es un placer siempre regrasar a tu remanso de paz, al abrazo de tu blog! Eres única!

axel dijo...

buena demostracion de lo que es un angel... son bellas palabras

cuidate mucho y que la pases bien

Tamaruca dijo...

Me hiciste recordar a la niña de Michael Ende, Momo :)

Un besico ventoso.

Isabel Romana dijo...

Muy bello, paula. Escuchar una voz que va directa a lo más profundo del alma en medio del ruido de la vida, del miedo y de la incertidumbre, es lo que todos aspiraríamos a hacer. Tu personaje en la historia de la reina Dido ya ha hecho su aparición. Y creo que también ella oye esas voces... Besos.

Pigmalión dijo...

Para poder disfrutar a menudo del vértigo de tus palabras y dárselas a conocer a mis visitantes, he puesto en mi blog un enlace permanente a tus bellas palabras. Gracias

Sincronie dijo...

Qué bonito Paula. Realmente bello.

Un abrazo.

Alexis Coald dijo...

Paula

No sabes el privilegio que tengo de leer tus post, este me ha gustado mucho.

Te abrazo amiga

axel dijo...

me gusta debatir de temas interesantes es por eso paulita!!

y dime algo tu? crees en el destino o la eleccion??

te voe en mi blog y dime que piensas

cuidate

Paula dijo...

Desconvencida, muchas gracias por tus palabras. Un besazo

Ana, déjame unos días que me lo piense, ¿vale?

Gregorio, y la inmensa mayoría se quedan ahí, sin ser escuchadas...

Elías, un placer tenerte por aquí. Bienvenido. ¿sabes? EScuchar los ruidos, o las palabras, y desenmarañar lo importante no es tan imprescindible como aprender a escucharnos a nosotros mismos. Para mí, ahí está la clave. Un abrazo para ti, y otro enorme para Hôichi.

Bettina, si me mandas un correo electrónico, te dejo un link con toda la información.

Paula dijo...

Galafer, eso eso. Sin parar. bueno, un poco podremos parar no?

Pies diminutos, y el gustazo que me da tenerte de vuelta?

Axel, disfruta tú también mucho, de toda la semana

Tamaruca, cómo me gusta Momo. Y las flores cambiantes...

Paula dijo...

Isabel, eres un sol. TEngo que dedicarme un rato a ponerme al día contigo, a ver si puedo esta semana. Te doy las gracias por incluir a mi personaje ya de antemano, sin haberlo leído, seguro que es una historia fantástica.

Pigmalión, mil gracias por tu enlace. Espero que lo disfrutes, y mucho. Un abrazo

Sincronie, me alegra que te guste. Ya lo sabes.

Alexis Coald, el gusto es mío. Yo también te mando un abrazo

Axel, como te decía, creo que, de alguna manera, consciente o inconscientemente, elegimos nuestro destino. Cada vez lo tengo más claro.

Un beso a todos

Bohemia dijo...

Se aprende mucho escuchando...A oír más!!!

Besos y te felicito por este escrito...

Javier Herque dijo...

Si ella escucha nosotros seremos participes de esas palabras, de esos silencios, de esas verdades que se quedan atrapadas entre los radios de la rueda, entre el caminar pausado de tus renglones.

Si ella escucha y tú escribes, nosotros prestaremos la atención para que el vértigo deje de ser una excusa.

Un beso.

gonzalo dijo...

las ruedas están ajustadas a la humanidad. son su escudo.

Gubia dijo...

Siempre haces que la imagen y las palabras queden perfectamente unidas, enhorabuena. Escuchar, dificil arte para los días que corren.
Un abrazo.

Susy dijo...

He leido este post y el anterior, suelo hacerlo cuando ando ausente de los blogs algún tiempo.
Y se me ocurre susurrarte que, vengas como vengas, en humildades o silencios, es un placer leerte, lo bien que escribes y lo que transmites.
De verdad. No es un cumplido.

Clarice Baricco dijo...

Leer también es escuchar. Te escucho Paula, te escucho. Bebo tus letras, y a veces me paro pensando que tu sentir es mutuo.
Y me maravillo.

Abrazo.

Paula dijo...

Bohemia, gracias, muchas gracias.

Javier Herque, siempre me dejas sin palabras, siempre tengo que reponerme de tus comentarios para responderte. Un beso para ti también

Gonzalo, vaya comentario críptico que me has dejado... Un abrazo

Gubia, qué razón tienes, escuchar en estos tiempos, qué difícil, y qué necesario...

Susy, agradezco mucho tus palabras. Yo también visito los blogs cuando puedo, no tengo tiempo de leer todo lo que quisiera en el ciberespacio. Pero cuando leo, me empapo de tantas letras buenas...

Clarice, te dejo un abrazo a ti también. Mil gracias