11 mayo 2007

Innegociable

Divorciada de Lot

Desazte de lealtades inservibles
emigra a algún rincón donde los besos
no acaben convertidos en puñales
un lugar donde puedas volver la mirada
sin temor a acabar como estatua de sal

Lucía Etxebarría
Actos de amor y de placer



Las palabras esta noche me arropan como torbellinos. Exhibo misterios desvelados en mi escaparate, mueren las supernovas para darme su brillo. Deja que rebose el licor por mis labios, deja que la magia celebre la primavera de una puñetera vez.

No me digas lo que tengo que hacer. No me digas lo que no tengo que hacer. No me digas lo que te parece bien, ni lo que te parece mal. Me importa bien poco tanto parecer. Te libero del peso de cuidar de mí. Te libero del yugo de creerte mi guardián. Te libero de tu altivez, no es necesario que lleves una máscara para acercarte. Intenta, entonces, no responder por mí. Creo que seguiré siendo terriblemente indecente, y eso, cariño, no va a otorgarte ni un instante de paz. Es innegociable un podium entre nosotros dos.

Voy al Templo de la Precipitación a recibir la luz de oro de los milagros.


Procura tener la cena lista cuando regrese.




Primera imagen: O. REDON. La mirada.
Segunda imagen: J.MORERA Y GALICIA. Lirios. c.1900

55 comentarios:

Papelucho dijo...

me parece que seguire cenando la comida lista en el microondas

florecita dijo...

Directa, punzante... la comida lista... sin muchas palabras por el medio... no vaya a ser cosa...

Esceptico dijo...

Yo fregaré los platos.

el_Vania dijo...

Menuda declaración de intenciones... si yo fuese esa persona a la que llamas "cariño", tendría mucho miedito.
Mucho.
Salud/OS!

Hôichi dijo...

que se caliente un plato precocinado....

besotes

delokos dijo...

Y, para tí, un cuento...

"Enseguida después de la Segunda Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo.

Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento. Se dio cuenta que había una rata a bordo y que si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión.

Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas. Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje..."


Vuela alto, vuela más alto cada día, querida amiga...

Un abrazo...

Oski dijo...

Todo esto que escribiste me recordó a una canción de Lucas Masciano..."Locos de atar"

"locos, locos de atar,
atraverse a sentir
atreverse a soñar..."

Un abrazo

Javier López Clemente dijo...

Tal vez nos falte el valor de vivir bajo el yugo de lo innegociable. Tal vez la libertad sea sólo otra más de las mentias. Esa sensación agradable de ser infinitésimal.

Salu2 Córneos.

miren dijo...

casi siempre ese podium es muy dificil de negociar, supongo.
un abrazo y que vaya todo bien

Elías dijo...

Yo también quiero que me liberen de esa forma tan indecente. Qué suerte tiene :p

Me gustó mucho el verso de Lucía Etxebarría; muy limpio y clarividente.

Elena dijo...

Quien reciba esas palabras debe tener mucho cuidado, y prepararte una cena muyyyy especial. Me ha encantado esa fuerza y decisión. Creo que no necesitas un guardián en absoluto. Sabes cuidar muy bien de ti misma

Un saludo

Osselin dijo...

La pesada carga gravita
sobre mis hombros cansados
Un amasijo de normativas
un nudo de recomendaciones
ligaduras bienintencionadas
a mis crispadas emociones

En un esfuerzo supremo
tenso mis músculos cansados
Rompo la cuerda
lanzo la carga
y ahora vuelo libre
por los aires rojizos
de mi propia indecisión
Poema de Osselin

Mariano dijo...

Mucha fuerza en tus palabras, como buscando una determinación para cumplirlas.
Muchas cenas de esas acaban en desayunos fríos.
besos

gonzalo dijo...

me estremece esta lectura amiga.

Itoitz dijo...

El otro dia vi a Lucia etxebarria en Bilbao...
Me hizo ilusión porque me encanta.
un abrazo.

merche dijo...

Esta bien decir las cosas así, ser tajante poner los puntos sobre las íes, marcar ultimatums, porque o se rompe la baraja o se juega con las cartas encima de la mesa, cara a cara, sin trampas.

mandarina azul dijo...

Huy, ¡qué guerrera! Claro que, ante la altivez, es cierto que entran unas ganas terribles de guerrear...

Un beso, Paula :)

Ártemis Sublime dijo...

Hay decisiones que no hace falta explicar cuando ya está tirada la suerte.

Preciosas las imagenes!

Besos!!!

Arcángel Mirón dijo...

Así se habla :)

Te imaginé cargándote al hombre un arco con sus flechas, y saliendo por la puerta dispuesta a recibir la luz de oro de los milagros.

Susy dijo...

A mi me parece que empiezas a volver a ser persona abandonando el espacio que te convertía en cosa.
Y te felicito con un beso.

gerardo dijo...

Se tú misma con tu propia esencia, no detengas tu marcha de aguas claras,
se la estrella,se el luceo , se la aurora de mañana.

Recibe un beso en tu alma.

DetrasDelEspejo dijo...

Vas vienes de los fantastico a lo real... me encanta tu estilo

NoSurrender dijo...

¡Toma ya!

Eso está bien. Dile de paso que me haga a mí también la cena, que ando de un vago... la carne poco hecha, por favor.

Letra de Mujer dijo...

La luz de los milagros te será otorgada. Tienes todas las condiciones para saber llevarla e iluminarlo todo.
Gracias por esto!
Besos

mariane dijo...

No esperes que alguien te haga la cena. Vete a un bonito restaurante a la orilla del mar con un blues de fondo y sandalias de tacón.

Un abrazo,

Mariane

Expediente X dijo...

Esta noche, Paula, me quedo con estas palabras tuyas "Exhibo misterios desvelados en mi escaparate," porque yo precisamente hago todo lo contrario, es decir,en mi blog expongo "Expedientes X" aún por desvelar, y "Deja que rebose el licor por mis labios, deja que la magia celebre la primavera de una puñetera vez." tan solo en lo que va de primavera lo intenté una noche. En fin estas fueron tus palabras que me arrastararon como lo hace un torbellino e hicieron que desvelases algo de mí, Javi, "Expediente X, tal vez un blog más...". Un beso de buenas noches y hasta pronto Paula.

Bettina dijo...

Eso es tener agallas, si señor!

Pigmalión dijo...

Tendré lista la cena, descuida. Aunque quizás en algún momento me aplique tu propia advertencia: "No me digas lo que tengo que hacer"

Enhorabuena

Tamaruca dijo...

Un beso de verdad siempre es susceptible de mutar a puñal.

(...)

LE MOSQUITO dijo...

Jolines, Paula, como te has levantado hoy, o ayer (con los nervios no he mirado la fecha de publicación). Cualquiera te dice nada... Sí, ejem... ¿La sopa, fría o templada?
¡Ay!

PD: Hoy he visto una fotografía tuya en la que estás (sin estar en ti, ji, ji, ji...) junto a tres amigos. Ya sabía yo que un buen interior sólo podía estar resguardado en un exterior de lujo.
¡Guapa!

Maria dijo...

nunca es bueno que la sombra de uno tape al otro.lo mas sencillo es dejar desarrollar y enriquecer el uno al otro.

Ana R dijo...

Tremenda mordacidad filosa ...Y sin embargo, fijate que me ha estremecido esa sensación del personaje-que-en-el monólogo-quiere-liberarse , desde un talante irónico, del yugo ...(Yo no le preparaba la cena, que conste en acta, please.Faltaria más).

Un abrazo

maite dijo...

leo esta entrada y la releo, y me absorbe su contenido, lo hago mio con tu permiso...
un abrazo

RAIKO dijo...

Paula, no hay más barreras que las que uno se ponga,las demás son fácilmente franqueables. Un abrazo.

Paula dijo...

Papelucho, y que lo digas

Florecita, no te creas que es tan directo el post... un abrazo

Excéptico... pues... gracias, majo

El_Vania... ¿miedo? pero... ¿por qué? no sé, yo creo que es un post muy contradictorio, más que miedo sería interesante tener dudas... Un abrazo con viento

Hôichi, pues sí, eso digo yo...

Delokos, una vez más, mil gracias por atinar tanto con tus cuentos, por ser tan certero. Un abrazo bien fuerte

Oski, por atreverse, que no quede, y luego, que nos llamen locos de atar... Un abrazo

Paula dijo...

Javier, yo muchos días tampoco creo que la libertad sea posible. La mayoría, de hecho. Un abrazo ventoso...

Miren, sí, no es fácil negociar. Aunque lo terrible es que el podium exista.

Elías, el libro de Lucía Etxebarría es una auténtica pasada. Fíjate que yo creo que te va a encantar... Puse este verso porque me identifico mucho con el, pero en realidad, podría haber puesto cualquier otro (y creo que lo haré) Un besazo

Elena, yo también creo que sé cuidar más o menos bien de mí misma. Pero siempre se agradece una mano amiga ¿verdad?

Osselin, yo, con tus poemas, no puedo más que ponerme en pie, y aplaudir. Es impresionante cómo eres capaz de expresar mil veces mejor que yo, lo que yo quería expresar. Impresionante. Un abrazo

Mariano, vas a tener que explicarme eso de los desayunos fríos... Un abrazo

Gonzalo, de eso se trata... Un besazo

Paula dijo...

Itoitz, a mí también me encanta esta mujer, como le decía a Elías, este libro de poemas es sencillamente arrebatador. Un abrazo

Merche, está bien... de vez en cuando. Que esto no hay cuerpo que lo resista todos los días... Un beso

Mandarina azul, si es que cuando se pone unaaaa...

Artemís, a mí las imágenes me encantan, la verdad. La segunda la tengo como fondo de escritorio, no te digo más. Un beso

Arcángel, pues sí, cualquier día de estos, me pongo con el arco y las flechas, ya te contaré... Besos

Susy, pues igual tienes razón... Mil gracias, me has hecho verlo desde otro punto de vista, y me gusta. Un abrazo

Gerardo, cómo me gusta, si, ser todo eso, y mucho más. Un abrazo y gracias.

Paula dijo...

Detrásdelespejo... ¡ya me salieron colores!!! Besos ruborizados

Nosurrender, a ti te preparo yo cualquier otro día un tournedo poco hecho con una salsa de setas que se te va la vagancia echando chispas...

Letra de mujer, no se me pasa un rubor que siembras tú otro. Mil gracias por tus palabras, por tus bellas palabras...

Mariane, y que lo digas... De hecho, eso es lo que pensaba hacer... (pero no se lo digas a nadie)

Expediente x, en qué buen momento llega tu beso de buenas noches...

Bettina, agallas no sé, pero un cabreo en condiciones...

Pigmalión, veo que has atrapado la contradicción que habita estas palabras... y me encanta. Un abrazo, y gracias, por, pese a todo, apuntarte a hacer la cena

Paula dijo...

Tamaruca, pues mira que no estoy de acuerdo contigo, y cuando quieras, lo debatimos... ¿vale, guapa?

Le mosquito, menos mal que tú sabes entender este carácter que dios me ha dao... La sopa, como quieras, seguro que preparas una exquisitez. Y de lo demás, no nos engañemos, eres tú, que me miras con buenos ojos...

María, completamente de acuerdo. Un abrazo

Ana r, ni yo, evidentemente... Un beso

Maite, ya lo sabes, estás en tu casa, no tienes que pedir permiso para nada. Un abrazo, guapa

Raiko, pero qué complicado lo hacemos a veces ¿verdad? Un beso

Isabel Romana dijo...

Un acto de rebeldía y de afirmación. Y, sin embargo, ¡cuánto nos cuesta despegarnos..., aunque nos atrevamos a pedir que cuando regresemos tengamos la cena puesta. Besitos.

Bohemia dijo...

Wow, que intensidad...
Me ha gustado también mucho el texto que has escogido de Extebarria...

Abrazos

Gubia dijo...

Me gusta la valentía y ser capaz de decir las cosas tan directamente, es de admirar.Un abrazo.

desconvencida dijo...

Me gusta leerte con tanta fuerza, Paula...

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

La luz de los milagros, una vez es recibida, es una carga dura de soportar, bien se merece una cena.
Un saludo.

Fernando dijo...

No dudo que sabes cuidarte de ti misma...u eso me hace comprensible tu post...y además aunque recibas ayudas la decisión sobre todas las cosas será siempre tuya...un beso paula.

gonzalo dijo...

aquí es otoño y necvesito calor para mi piel y pàra mi alma.

Expresiones. Un Punto de Encuentro dijo...

En nuestra vida estan esos momentos de angustia y determinaciones, pero tambien estan esos momentos de reflexion y cuidado para seguir por el camino correcto
Un abrazo

Paula dijo...

Isabel, lo que yo no he dicho es si volveré para cenar o no. Eso es lo que queda abierto... un beso

Bohemia, el texto de Lucía es una auténtica pasada. Tremendo libro éste suyo...

Gubia, no sé, todo se puede matizar...

Desconvencida, y a mí que me vengas a leer!!! Un besazo

Gregorio, también puede pasar que regrese sin hambre. O que no regrese. Mil besos

Fernando... y que lo digas!! Otro abrazo para ti

Gonzalo, dentro de poco llegará el calor para tu alma en unas manitas pequeñas de bebé... ¡¡verás que alegría entonces!!!

Expresiones... hmm, pues sí, aunque a veces reflexionamos cuando tenemos que actuar, y viceversa... ¡¡¡somos tan contradictorios!!! Un abrazo

Breo Tosar dijo...

Querida Paula!

Ya vuelvo a España. Se acaba un año de aventuras por el Norte. Suecia será siempre parte de mí. Me encanta tu blog...

Un beso,

Breo

Clarice Baricco dijo...

Me encanta pero me encanta tu juego de letras, es un compás musical dando la orden......y regresar a la cena? sigue caminado.

Abrazos muchos

lamima dijo...

Leo fuerza, y me gusta.
Estupenda la entrada de Lucía Etxebarría, otra mujer fuerte.

Jaav dijo...

Sin podios se entrelazan las ideas, con podios se anulan.

Qué bonito sería elegir las características de los que nos rodean. Al no poder, elijamos a las personas.

Un abrazo.

Paula dijo...

Breo Tosar¡¡¡¡ y yo que creía que no ibas a volver... en cuanto tenga un rato te hago el vínculo, (me alegro de que estés aquí de nuevo). Suecia, cómo no, seguirá en tu corazón. Unos vecinos míos, amigos, han vivido cinco años en Suecia. Hablan maravillas de ese país. Un abrazo

Claricce, que lo de la cena iba de coña... es evidente que no voy a volver. Un abrazo

Lamima, a ver qué remedio que ser fuerte... qué te voy a contar a ti que no sepas ya... Y el texto de Lucía, como digo sin cansarme, es una pasada. Una maravilla. Una preciosidad...

Jaav, qué buen comentario... Te dejo un abrazo

Palmoba dijo...

Las cosas más innegociables suelen ser las que pueblan nuestras almas.

Lamia dijo...

¿Cuántas mujeres hay que querrían decir todo eso y soportan el peso de los puños?