13 noviembre 2006

Ayer

Ayer compré cuarto y medio de coraje. Por la tarde no me quedaba ni una pizca. Si supiera mentir bien tendría que decir que me lo robaron los pájaros. Pero lo cierto es que me lo bebí de un trago. Y me quedé tal cual. En fin... volví a comprar, y dejé al distribuidor sin suministros. Tuve que desprenderme de mi coraza para saldar la deuda.

Tengo la despensa llena.

Ayer quemé los rastrojos. Ahora huele a incendio. Ayer agoté las excusas para seguir en pie. Pero esperé dos segundos más y me visitó un milagro.

He cruzado un par de semáforos en rojo, y he sido golpeada por camiones locos. No me he detenido ante las señales, y he sido perseguida por sirenas. Voy sin faros, y los frenos chirrían. De la chapa, ni hablamos. Pero la rueda sigue girando. Y todavía no me han declarado siniestro total. Dudo que me multen por conducir deprisa. Me encanta disfrutar el paisaje.

Creo que aún no ha nacido el caimán que ha de comerse mis pasos.

Espero tener el tiempo suficiente para que se me cuajen los sueños que estoy batiendo en esta segunda tanda. Porque los de la primera, se me cortaron sin previo aviso. Supongo que la ilusión no era de buena calidad. O quizá falló el tempo. O el orden. O el desorden. O las noches sin dormir.

Espero no ser detenida en los aeropuertos tras descubrir que compro de contrabando, y además para traficar, la entereza por kilos. Todavía hay pasos vírgenes en mis pies anhelando bosques de laurisilvas. Y los faros del fin del mundo esperan ver el balanceo de mis remos.

Y quién sabe si alguien firmará de aburrimiento, o de fe, el indulto que me salve.

Gracias a las dudas conocí la certeza, y gracias a la certeza, aprendí a dudar.

Y la hoguera ya quema mis pies.

No siempre hablo de mí. Y no cuento todo lo que sé.

Conservo entre mis secretos favoritos un viaje en coche a la ciudad del olvido, donde las murallas me escondieron. Y no callo todo lo que debiera, pero sé que en la mayoría de las ocasiones, no debería callarme.

No sé si cruzaré todos los puentes, pero dudo mucho que alguien sepa a ciencia cierta todos los que ya he cruzado. O los que sueño cruzar.

Lo que sí sé es que te arroparé si tienes frío.

Y que estoy volviendo a cantar.

30 comentarios:

Andy dijo...

Canté pri...
Dime por qué no me gustan los lunes... cantaba Bob Geldof...

Pero es que siempre hay un ayer... y el ayer del lunes es un domingo ese domingo en que compraste cuarto y medio de coraje...

No importa si es lunes... Vas sin faros... pero la luz del (otro) faro estará... aunque el sol brille.

Como siempre... gracias por las palabras...

A.-

aPerfectCircle dijo...

Simplemente Fantástico....


En la esfera vagamos indiferentes
por el espacio que dejo
para desvanecerse
alargando el después
una historia sin final

Javier López Clemente dijo...

Los sueños son caprichosos, tan pronto vienen como van. Te arrastran en jacarandosa algaravía o te golpean hasta que conviertes tu cuero en un ovillo bajo las mantas.
En algunos puestos callejeros y tiendas de cachivaches venden unos atrapasueños. A veces he pensadoen comprar uno. Me imagino la mesa del ordenador con cajas y cajas repletas de sueños cautivos, listos para que me cuenten todas esas cosas que me gustaría escribir: Las mejores historias.

Hugo Denis dijo...

"He cruzado un par de semáforos en rojo, y he sido golpeada por camiones locos..."

Me encantó ese párrafo.

Un abrazo.

Patus dijo...

Respondiendo a tu pregunta: A mi me parece que vas bien, yo te tengo mucha fé.
Besos

Manolo dijo...

Somos más fuertes de lo que pensamos, pero mucho más.
Al final de las tormentas siempre sale el sol.

Heriberto dijo...

Me transportó. Me dejó callado y pensativo. Muy bueno.

Axel dijo...

cruzaras muchos puentes te lo aseguro??? solo ten fe y cree en ti
y con respecto a lo que me pasa mmm tu sabes a veces tenemos pequenas dificultades pero saldre de esta

saludines y besoss hermoso tu escrito

Susy dijo...

Vuela y no mieres atrás. Te mando para el viaje alas y viento... a tu favor.

Muy bueno,mucho.

Ixchel dijo...

Situaciones que van pasando por el camino aprender a valorar el tiempo y la enseñanza en esas situaciones desde aquí te envió toda mi buena vibra.

Y que esa situación sea superada.

Saludos guapa.

Bohemia dijo...

A vecesme pregunto porque el coraje no lo venden por arrobas...

El detective amaestrado dijo...

Venir a leerte es encontrar motivos para las ilusiones. Cada vez me convenzo más

Paula dijo...

Andy, no le tengo ninguna manía a los lunes, no más que a un jueves, o a un sábado. Depende de cómo esté yo, no del día que sea... Y estos días empiezo a encontrarme francamente bien de nuevo...

Aperfectcircle, es lo que tiene la vida, que sigue y sigue, y las historias, simplemente cambian.

Javier, me acabas de dar una idea tremenda. La caja de los sueños...
Evocadora a más no poder. Visualizo aquí, al lado de mi ordenador, cajas y cajas apiladas, disponibles... Mil gracias por la imagen, de corazón

Hugo, a mí de ese párrafo lo que más me gusta es lo de que la rueda sigue girando, y sigue, y sigue

Patus, qué bella frase: Te tengo mucha fe. Y cómo me gusta que me la tengas...

Manolo, a veces, ser fuerte es como un estigma. No todo se soluciona con ser fuerte. A veces, un poco de sensibilidad ayuda mil veces más... aunque esto, seguro, tú ya lo sabes.

Heriberto, qué bueno el silencio ¿verdad?

Axel, te lo aseguro. Creo en mí. Y no lo dudes, me quedan un montón de puentes por cruzar. Espero que de tierras bien lejanas, con lo que me gusta viajar... ahora te tienes que recomponer tú, y levantar el vuelo bien alto...

Susy (pero qué bien escribes...)mil gracias por el viento a favor. En esta ciudad, casi siempre va en contra...

Ixchel, es lo que tiene la vida, que sigue y sigue, como la rueda, girando... Por suerte, y por desgracia. Ambas cosas.

Bohemia, si se pudiera, yo encargaría un trailer, o dos. Así no tendría que andar trapicheando con la entereza...

Detective, ojalá sea cierto y encuentres ilusión entre mis letras. Ya sabes, para mí, que vengas, y que me leas, es un honor. Que además te guste algo, me deja sin palabras...

Qué bueno teneros a todos por aquí...

mil gracias

LE MOSQUITO dijo...

No te calles. No calles siempre que sea posible hablar sin hacerse daño a uno mismo.

Gubia dijo...

Bonitas palabras, no sé por qué pero me da la sensación de que lo que te sobra es ilusión, buena suerte y no dejes de enfrentarte a todo con valentía.
Hay mucha fuerza y mucha verdad en tus palabras,un saludo

chispis dijo...

paula,
¡pero qué bonito escribes !
he encontrado tu blog hace poco así que no sé qué te ha pasado exactamente, pero me encanta ver que estás saliendo adelante con tanta poesía.
un fuerte abrazo.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Que chido, es una especie de apocalipsis caminando, un demonio destructor, un angel caido que de una vez por todas deja de esconderse.

Me gustó.

pies diminutos dijo...

Pues yo tengo frío, querida Paula!

carmen fulle dijo...

Pasaron los días y no te había leído, ahora es como leer un libro que no se puede dejar aunque ya venga el amanecer. Tienes en tu escritura la palabra exácta que define mucho mas que una descripción.
Te seguiré leyendo aunque se me junten post, entre tanto corretear de aquí para allá entre mis fotos y los trabajos, pero igual te leeré hasta el amanecer.
Un abrazo

pazzos dijo...

Espero que cuando cuaje esa tortilla que cueces con tus sueños, nos la dejes probar. ¡Qué buena pinta!

gonzalo dijo...

Se que tienes un pacto con la belleza y que tua alma sufre de tormentas en un pantano de caimanes.

Alexis Coald dijo...

Me gusta la forma que tienes para escribir, te felicito

Javier López Clemente dijo...

Ayer me contaron un cuento que me recordó uno que le escuche miles de veces a mi padre.
Era una caja vacia que contenía otra caja vacía. La nueva caja vacía contenía otra caja vacía.
Así podemos llegar hasta... que seamos capaces de llenar cada una de esas cajas, a cada tamaño le correspode un sueño y a cada sueño una entrada en esta bitácora.
Felices Sueños... en los mares.

Clarice Baricco dijo...

Pues fíjate que tu AYER, me lo he comido en mi hoy, lentamente, bien digerido.
Quedé tan satisfecha que quiero más.

Te abrazo bien arropada.

Paula dijo...

Le mosquito, esa es mi norma, que no siempre cumplo, como te puedes imaginar. NO herir, ni a mí, ni a los demás, casi nada...

Gubia, la ilusión es una elección. Como la esperanza, o la fuerza. Puedes elegir derrumbarte, o puedes elegir continuar. Yo, generalmente, me tumbo un ratito, y despues, me levanto y continúo...

Chispis, no te preocupes, todo esto viene por una recolocacion vertebral que estoy viviendo, que me está removiendo las entrañas, y me está ayudando a caminar más derecha. Lo cierto es que ya no me quedo tan repercutida como hace un mes (los primeros días fueron mortales...) Gracias por tus palabras, y bienvenida.

Silencio... me gusta esa imagen del ángel caído, tan apocalíptica. yo, que en general me considero un ama de casa con semejante papelón... Mil gracias

Piececitos, si tu tienes frío, yo te arropo, te hago un arrumaco, enciendo la chimenea, te preparo una infusión, o un colacao, o un café, o una sopa caliente, lo que quieras, te hago un masaje, en fin, a pedir, pero que mi niña no tenga frío, y menos estando yo al lado...

Carmen Fulle, que una artista como tú se quite horas de sueño por leerme, para mí es un honor. Te doy las gracias con el corazón, por venir, por leerme, y por comentarme con tanta ternura.

Pazzos, no lo dudes. Esa tortilla va a ser para todos vosotros. Menudo festín nos vamos a dar...

Gonzalo... lo del pacto con la belleza casi que no. Lo de las tormentas, pues va a ser que sí, aunque son bellas las tormentas también, y quizá el pacto pueda verse desde aquí. Y los caimanes tienen su punto ¿no?

Alexis Coald, gracias...

Javier, hummm, cómo me gusta este comentario tuyo, suena bien pero bien. Gracias por desearme felices sueños, en los mares. Te ha quedado redondo.

Clarice Baricco, ese abrazo con arropamiento, me ha sabido a gloria bendita. Dá gusto que la arropen a una ¿verdad?

hummm

mil gracias a todos, y un abrazo con arropamiento, que ya empieza el frío

Alberto dijo...

Llego tarde Paula? espero que no, como diria nuestro amigo Gandalf un mago no llega tarde ni pronto, llega cuando se lo propone. "Dudo que me multen por conducir deprisa. Me encanta disfrutar el paisaje." Estoy contigo amiga, lo practico a diario cuando voy camino de la facultad, si la música es buena mucho mejor.

Un abrazo!!!

maite dijo...

haces que piense mucho mas desde que te conozco, te doy las gracias por compartir estas cosas que se te ocurren...
un abrazo...venga va y un beso que estoy de un generoso!!!

Paula dijo...

Hola Alberto¡¡¡ Tienes razón, un mago llega justo a tiempo...

Maite, recojo el beso, y el abrazo (qué biennn) y nada, espero que no pienses mucho. La vida se trata más bien de disfrutar, creo yo...

Un abrazo a los dos

Horus dijo...

Si tan solo pudiera arroparla todas las noches... (me refiero a La Musa)

Paula dijo...

Horus
no sólo se puede arropar a la musa... Puedo arropar a un niño, a una madre, a un amigo, a alguien que lo necesita, a mí misma...

Un abrazo