03 noviembre 2006

Reajuste

Me está doliendo el reajuste.

Este crujir antiguo de huesos, este peso que me pesa.


Me está doliendo el dolor del mundo, aquí, apoyado sobre mi hombro. Este cargar infinito con la esperanza perdida. Me duele entonces, la desesperanza, y tu ausencia repetida.

Me duele el silencio. Las noches sin fin esperando tu voz. Me duelen las lágrimas que no he llorado, y las que anticipo por los huérfanos ante el televisor.

Me duele el movimiento, no sé si podré evitarlo, y escribir, en estos días, parece un exorcismo.

Me están doliendo las malas posturas, el trabajo torpe y cansino del pasado perdido sin fe. Me están doliendo los insomnios de niña, los días de angustia que malviví a tu lado. Me duelen los portazos, los noiré, y los nosirvesparanada como si fueran dagas punzantes que, pese a los años sin oirlos tras la huida y el renacimiento, aún se clavan en mi hombro. Me duele el esfuerzo, sostenido e inútil, por arrancar una sonrisa más de quien no la tenía. Y su aprobación.

Duele el enfado, y el desaire de los ángeles. Duele el rechazo infinito de la salvación. Duele el temor de dios grabado a fuego en los genes, la falsa moral, la hipocresía de nuestros tiempos. Y la del pasado. Duele la muerte de los emperadores que se quedan sin marcha por el deshielo y la berrea de los ciervos que tendrán que cantar a sus ciervas en los campos de golf.

Me duele el futuro, y mi fuerza. Las promesas que no podré ver cumplir. Me duele esta entereza que me sostiene, este saber estar, esta solitaria dignidad aprendida a puro golpe con la vida, y en días como hoy, sólo quiero un hueco donde acurrucarme, si puede ser, con una mano acariciando mi pelo. Y que alguien cocine para mí.

Duele el dolor, pero dicen que es bueno. Que libera. Que estoy aprendiendo a ir derecha. Que mi cuerpo se tiene que acostumbrar a la rectitud, al equilibrio y a no caer ni en vicios ni en malas posturas. Que en un tiempo, todo habrá pasado, y estaré mucho mejor...y que mis huesos recuperarán su posición correcta y dejarán de crujir. Pero las banderas que sostuve inclinaron mi peso, y a veces, aún echo de menos la batalla. Y la pasión. Me siguen doliendo tus palabras a ratos, es cierto, pero puedo jurarte que me duelen mucho más tus silencios.

Y la lluvia de este otoño tardío está cayendo sobre mí, lluvia fresca que empapa mi tierra, donde aún tienen que agarrar las semillas a escondidas. Lluvia que trae el sabor de las nubes, y el gélido aire etéreo del cielo. Y cae sobre mi cara, y emborrona mis ojos, y de puro anhelo de ver más allá, está resbalando también mis pasos.

Pasos cansados que quieren pinzarse y que debo corregir para poder darlos. Reajuste de cuerpo y de alma, cómo duele tu proceso. Me estás atravesando sin piedad, sin ninguna misericordia, devolviéndome el dolor de las espadas que me mataron y los siglos que tuve que vivir sin ti. Cómo pesa esta armadura, y la incertidumbre de no saber si podré continuar al descubierto.

Y cómo duele la hoguera donde ya me he consumido, y la mirada de los que me juzgan sin saber mi nombre.

Pero el ave fénix renacerá. De eso no tengo la menor duda. Y volveré a volar.

Espero que recta.

42 comentarios:

Reyes dijo...

Hola Paula, llevo un rato llorando (muy a gusto) y releyendo tu texto. Es maravilloso y muy aplicable a mis circunstancias personales. Contigo es tan estupendo reír como llorar. Gracias. R.

A-X dijo...

Soy de la tierra de otros pingüinos...
unos menos llamativos que los emperadores.
Unos que se llaman pingüinos de magallanes.
Son bajitos, grises de pequeños, y de grandes de un blanco y negro fotográfico.
Ellos no temen al deshielo... hasta se acostumbran al calor de 30 grados en enero en Puerto Madryn.

En fin, son pingüinos argentinos, pingüinos supervivientes...

Ellos son Aves Fenix también... pero no tienen nada de mitológicos... Son de verdad... como yo y mi pequeñes... como yo y mis sensaciones imparables.

Gracias por revivir, PaulaFénix... algunos revivimos con vos...

Beso

A.-

Hugo Denis dijo...

Profundo. Como tu alma.

Un fuerte abrazo.

Olvido dijo...

Que maravillosa manera de narrar los cambios a los que nos enfrentamos todos los dias...
renacer por el simple capricho de revestirnos de esperanza...

Saludos y suerte en el cambio...

pies diminutos dijo...

Como siempre, es un placer ir desgajando cada palabra de tus textos tratando de hacerlas mías para entenderte a ti y entender tu mensaje. Detrás del dolor, la esperanza hecha pájaro inmortal. Un abrazo!

Patus dijo...

Me duele que tu reajuste duela tanto. Espero que encuentres la mano que acaricie tus cabellos (y la que cocine!!!)No sé como ayudarte.

Un abrazo.

Alexis Coald dijo...

Senti cada palabra,cada verso cada letra.

El nivel de este escrito es alto, grande y delicado,felicitaciones.

Gracias por dejar estampadas tus huellas en mi casita de mar

A tus pies

Alexis Coald

Javier López Clemente dijo...

Hola Paula.

Huesos, armadura y dolor.
Parece demasiado pesado para volar pero seguro que no lo és.
Estaré asomado en mi balcón, cuando sobrevueles el Puente de Las Fuentes saluda en dirección sur, seguro que te veo.

RAIKO dijo...

Eres un ser sensible y empático, por eso sufres tanto dolor, pero a la vez fuerte y capaz de renacer de tu propia ceniza.
Un saludo.

Paula dijo...

Hola Reyes, qué bueno poder reir y llorar ¿verdad?

A-x, después de ver "la marcha del Emperador" quedé totalmente prendada de estos seres. Cada vez que hablan del cambio climático y del deshielo los recuerdo. Ojalá puedan seguir encontrándose cada año

Hugo, pocas palabras, intensas. Me llega tu mensaje.

Olvido, sí, a veces nos obligamos a cambiar, a pasar por estas mutaciones, en un constante intento de ser mejor persona. Ojalá lo consiga...

Pies diminutos, estoy segura de que sabes entenderme, de que te puedes poner en mi piel y sentir lo que siento. Y eso me llega.

Patus, hay una mano por aquí que me acompaña y que me cocina de vez en cuando... ¿Cómo ayudarme? Ese sentimiento que trasmites con la pregunta me alivia de manera instantánea. No sabes cómo te lo agradezco

Alexis Coald, bienvenido y gracias por tus palabras. Nos seguimos viendo...

Javier, aún queda un poco... Este tratamiento durará un par de meses más, y después, con todos mis huesos reubicados, volveré a sobrevolar la ciudad. No dudes que te saludaré. Aunque por lo que dices, si me asomo a mi balcón, casi casi te voy a poder ver...

Raiko, no estoy segura de ser un ser sensible y empático en este momento. bueno, de que soy un ser, estoy segura, sí. Y de que estoy dolorida, también. Y la fuerza, a veces, la tiraría a un pozo. Cuando renazca, seguro que pienso de otra manera... Un besazo, majo.

Mil gracias por los comentarios, por la compañía, y por el alivio

LE MOSQUITO dijo...

Me pido cocinar. Tú propones el menú. Pero procura no elegir nada que tenga que ver con un menú de viernes de dolores, por no abusar de las manos que, seguro, estarían dispuestas a acariciar tus cabellos. Me pido cocinar. Sin duda.

Abrazos (suaves, para evitar traumas).

maite dijo...

Hola reina de los mares!!!
como estás???
yo emocionada despuès de leerte, estoy en proceso de reubicar mi postura natural y relajarme de una vez por todas, a ver si dejo de contracturarme, en fin un dia te cuento con mas detalle...

por cierto mi foto de la A-6, ese cartel lo sobrepasé durante 12 años, ufff...recuerdos infinitos!!!

un beso, un abrazo, un gracias para ti de corazón Paula!!!

recomenzar dijo...

No lo recuerdes mas, vuela alto vuela...
Eres un barrilete de mujer...
Solo necesitas a alguien desde abajo para que te tire suavecito...te escribo esto hoy hablaré de nosotras, las mujeres las distintas clases de mujeres que hay en la vida..tenemos que vivir no sufrir vuela y respira

LE MOSQUITO dijo...

Paula: vuelvo a tu blog para comentarte que en LE MOSQUITO hay algo para ti...

Brujería Tolteca dijo...

Hola Paula..me tope con tu blog de "casualidad" y esta bellizimo...estare pendiente...espero postees el mio...saludos...claudio

El detective amaestrado dijo...

Seguro que las palabras te sirven de analgésico. Tanta belleza seguro que calma.
Un abrazo detectivesco

Manolo dijo...

tengo que leerme todo tu blog de cabo a rabo porque me encanta la manera que tienes de describirlo todo. eso si psicología de las organizaciones y de grupos me dejan.
saludos.

Lis dijo...

a veces duele vivir...desde la mujer que soy, te envío un abrazo y mi cariño

Axel dijo...

vivivmos en un mundo donde la gente ya no cree, ni tiene fe ni esperanza pero siempre es bueno aunque nos duela lo que a contece a nuestro alrededor y aun lo que esta dentro de nosotros mismos... que exista amor...

saludos!!!

Clarice Baricco dijo...

El amor en todos los sentidos va ligado al dolor. Esto nos provoca renacer y las vestiduras de nuestras alas se transforman.

Bienvenido entonces el dolor.

Tus letras son un reajuste a mis ojos.

Agradecida.

Un beso

Paula dijo...

Le mosquito, con la comida soy muy apañada. ¿una sopita ahora que empieza a hacer frío? Si además es picante... me haces feliz. Y mil gracias por el ofrecimiento, y por el regalito. Da gusto

Ay Maite, la A-6... Yo bajaba la ventanilla cuando pasaba el cartel y cogía la salida 47, la del Escorial, rumbo a mi casita azul, para poder oler bien ese olor a monte que tanto me gustaba, y me sigue gustando. Y nada, cuando quieras hablamos de las contracturas, y de las descontracturas, que trae más esperanza...

Recomenzar, vaya subidón de comentario... Casi no siento los pies en la tierra

Brujería tolteca, bienvenido a estos lares... en cuanto tenga un rato te visito

Detective, tienes razón. Los comentarios recibidos tienen un efecto analgésico que no me podía ni imaginar...

Manolo, no me recuerdes lo de psicología de grupos (uffff) y la de organizaciones (ni me he comprado el libro aún) Este año me van a pillar todos los toros como siga a este ritmo. En fin, supongo que me entrará la sensatez y me pondré las pilas en breve. Ya te iré contando.

Lis, mil gracias por tu cariño, se siente por aquí y me alegra tenerlo.

Axel, desde luego. Como dice una canción de Nacho Vegas "entre el dolor y la nada, elegí el dolor"

Clarice Baricco, qué frase acabas de dejar... "tus letras son un reajuste a mis ojos" Me has dejado sin saber qué decir, aparte de gracias.

Y gracias a todos, y un abrazo ya, menos dolorido, supongo que al final, el afecto, como tantas veces dicen, cura...

maite dijo...

mi salida era la de Collado Villalba...

Bohemia dijo...

Aún cuando no lo creemos se vuelve a recomenzar, siempre volvemos a edificar de la nada...Quizás por instinto o conservación.
Bsos

Susy dijo...

Mira atrás, vuelve tu cabeza y observa los alrededores.
Quizás se pueda así comprender que renacer es cosa natural y que el dolor es universal.
Nada nuevo salvo la alegría de vivir, por vivir.

gonzalo dijo...

duermes sobre plumas azules. vas a vencer. tu sabes que es así.

miles de abrazos.

Miss_pulula dijo...

doler duele mucho


y la ausencia más duele la ausencia

Seoman dijo...

El renacer es duro, pero a la vez apetecible, dado el ansia de cambio. Y si la necesidad lo impone, adelante con el cambio y el renacimiento.
Carpe diem

Paula dijo...

Ay Maite... ¡cuántos recuerdos!!!

Bohemia, bienvenida, ojalá fuera así, pero no estoy segura de que siempre siempre se vuelva uno a reconstruir. Veo demasiada gente destrozada sosteniendo sus ruinas en el día a día para sospechar que no todos deciden remontar una vez más el vuelo...

Susy, bienvenida tú también, qué bueno... La alegría de vivir, por vivir...

Gonzalo, eso es lo mejor, sé que es así. No me dejo otra opción.

Miss pulula, bienvenida, te lo aseguro, los días que me recolocan la espalda, lo que más me duele son los huesos. Lo demás se diluye... En cuanto eso pasa, es cierto, ya duele lo demás, pero hasta que pasa...

Un abrazo a todos y gracias por comentar. (se nota que estoy mejor)

Paula dijo...

Seoman, qué razón tienes... El renacer es completamente apetecible, tanto que lo espero ansiosa...

Un abrazo y bienvenido a ti también

aPerfectCircle dijo...

Palabras profundas.
Siempre es bueno volver...

Reloaded.

desconvencida dijo...

Supongo que nunca es tarde para mandarte un abrazo ;)

Silencio dijo...

Al final uno con mucha pena se va ajustando al crecimiento del cuerpo,si si ejercita la muñeca porque el mouse te la descompone, sientate bien, etc, ahora bien eso es normal, pero se compensa, todo lo que vemos, todo lo que hacemos tiene, o debería tener, un ligero gusto a experiencia.

Aprovechala, no podrás, por ahora, montar a caballo, subir montañas pero hay cosas que solo los años te dejan hacer, me cae que si.

Besos, gracias por la visita.

Javier López Clemente dijo...

"Los huesos se acurrucan para dormir cada uno a su maneray donde más les gusta y por la mañana hay que darles tiempo para que vaya a encajrse cada uno en su sito y con su tendón. Luego hay que probar, con lentitud y cautela, que el ensamblege haya sido el correcto. La verdad es que los huesos conocen sus coordenadas de memoria, y casi nunca se equívocan; saben ubicarse en el plano general del esqueleto gracias a la información genética que llevan ellos de por sí desde que nacemos. O desde antes incluso"

(La vendedora de tornillos o el tratado de almas impuras de Pilar Bellver)

conciencia personal dijo...

Me zerruchaste el alma, hiciste que volviera mis mal de huesos con tan bello texto.

Ajustaré tornillos por si el invierno llega crudo y caminar recta.

Te abrazo.

extremis sonic dijo...

Hola.
Estas analogías que haces, partiendo del reajuste de tus huesos, con el de tus gestos existenciales, muestra tu voz...
así se te conoce...

Paula, grax por las palabras enviadas.

salutes.

Paula dijo...

Aperfectcircle, y siempre es bueno que vuelvas...

Desconvencida, si supieras lo mimosa que soy, ni te lo plantearías. Nunca es tarde

80 kilómetros... hoy, concretamente hoy, cogería un caballo y me iría, como poco, hasta Cadiz, a ver el mar. Lo de la montaña me da más pereza, la verdad.

Javier, ahí está la clave, en la información genética: ni te quiero contar mi herencia respecto a los huesos, de ahí la prevención.

Conciencia personal, espero que no te duela nada por mi culpa. Si es así, mil perdones...

Extremis sonic, ¿realmente se puede conocer a alguien por lo que escribe? Sí, supongo que sí
Bienvenido, por cierto.

un abrazo a todos, y gracias por comentar...

Horus dijo...

Promesas que no podré ver cumplir... Se siente... Muy cercano...

Paula dijo...

Horus, bienvenido...

por suerte, creo que está bien de vez en cuando, no ver cumplir todas las promesas

¿no te parece?

Un abrazo

Francisco Ortiz dijo...

Tus palabras me hacen seguir el proceso con detalle y como si a mí también me ocurriera, y noto esas palabras en el aire, y esos silencios, y también quedo como a la espera.

Paula dijo...

Gracias, Francisco, por esperar conmigo

Un abrazo

Boreal dijo...

Cada día esto del blog me recuerda más y más a un océano repleto de botellas que con sus mensajes dentro, van a la deriva, esperando que alguien como yo los abra y encuentre respuestas.

Gracias.

Un silencioso abrazo para que no despertar a esa alma torturada.

Boreal

segmek dijo...

Te acabo de leer, te encontré por casualidad,
es tan cercano y familiar lo que escribes..es bueno ver como todos tenemos a veces sentimientos afines. Aunque no sepamos expresarlos..gracias