11 marzo 2007

Señales de humo














Te estoy enviando señales de humo
pero no quieres atenderlas
y hoy estoy enferma, y tengo fiebre
y es de tanto esperar tu respuesta y no encontrarla
Miro una y otra vez por la ventana
buscando nubes distintas
Ninguna señal de ti
Y me pregunto por qué aún sigo creyendo en imposibles,
en botellas con mensaje que se lanzan desesperadas
al mar, huyendo para que alguien las recoja
(y que, efectivamente, alguien recoge)
o en el aleteo de una mariposa
que puede generar huracanes quién sabe dónde

Hoy tengo fiebre
y es porque te mando señales
y te estás haciendo el despistado
y dejas pasar las horas como si nada.
Tú empezaste esto, no me vengas con cinismos
y parece mentira que creyeras
que todo iba a permanecer igual.
Te anticipo que no va a resultar fácil
y que el tiempo de espera,
como no te espabiles,
tarde o temprano, ambos lo sabemos
llegará a su fin.

Después no habrá mensajes,
ni humo en el cielo
ni citas de domingo, ni brindis, ni flor
que valga
Y un pájaro de muerte y angustia picoteará tu ventana
y te preguntarás mientras te retuerces empapado en ausencias
qué es lo que añoras tanto.

Sabes que hablo de ti
Lo sabes por ese vuelco en el pecho
que sólo aparece en los momentos decisivos
Lo sabes y lo ignoras
Y me pregunto, envuelta en fiebre
y evocando tu nombre
cómo puedes ser tan imbécil.


Me estaba cansando del tono tranquilo y tiraquepuedocontodo de mis palabras. He llegado a plantearme abrir otro blog, como si abriera un nuevo Moleskine, con sus hojas de crema vírgenes aún, para escupir la rabia y este carácter que me sostiene y al que tanto tengo que agradecer. Finalmente, he decidido hacerlo aquí. Supongo que será la fiebre y que, después de todo, no sólo tengo un personaje que interpretar. Supongo que puedo hacerlo. Supongo que quiero hacerlo. Vamos, que sobra tanta explicación. Al fin y al cabo, esta es mi casa ¿no?
¿La foto? Se me olvidaba. La hice yo, si, y sigue siendo de la tanda del Monasterio de Veruela. Me cundió ese día, lo reconozco.

48 comentarios:

Petrusdom dijo...

Abre la ventana, mira la farola que tengas cera y espera a que el conmutador automático la apague. Te pasará la fiebre y mañana cuando mires el león del puente romano guíñale un ojo, a lo mejor ruge.

Itoitz dijo...

Nunca desistas de un sueño. sólo trata de ver esas señales de humo que te lleven a él...
un abrazo

Fernando dijo...

;);)..pues anda que si va con mensaje lo lee y no se entera...chica es que no interesa...besos y tú a seguir celebrando los 37...

carmen fulle dijo...

Hace bien escupir la rabia y mas aún de esa manera estupenda que tienes para decirlo ... te echaré de menos en la reunión que estoy organizando, serías bienvenida de todas maneras.
Un abrazo
Carmen

florecita dijo...

Andamos muy insync Paula, las últimas semanas (yo que soy muy Om) han sido muy fuertes y he mandado a la mierda a mucha gente, con toda mi paz, hablando de heridas dolorosas... cansada como tú del autosostén, de tanto dar... y es bueno poder "vomitar" lo que uno necesita... en fin que las alas son nuestras... hacemos lo necesario cuando es necesario...

Besote y que te mejores!

lamima dijo...

Que lo digo siempre, que hay que escupir las cosas a veces para quedarte bien ancha....

Nerim dijo...

Apruebo tu decisión de no escapar a otra casa, tu casa es esta, y cada quien en la suya hace lo que le da la gana.Las paredes como el papel lo aguantan todo o casi todo.
No te acostumbres a esperar demasiado de aquello que no depende de ti, es el único modo de no sentirse defraudada.Y por otro lado si le acostumbras a darle tantas oportunidades, nunca encontrará el momento adecuado para dar señales de vida.
Y lo dicho, "vomita" todo lo que quieras que para eso es tu casa, que nada ni nadie te obligue a emigrar por ninguna razón.
Un fuerte abrazo
Nerim

delokos dijo...

¿Y lo bien que se queda el cuerpo después de una de éstas?...

Bien hecho... un saludo...

gonzalo dijo...

la ventana suele traernos problemas. nos acompaña en la impaciencia.

me hacen falta tus abrazos.

Elena dijo...

Todos necesitamos echar fuera nuestra rabia de vez en cuando. Y llamar imbécil a quién lo es, ¿por qué no? Es la unica forma de limpiarnos por dentro y seguir adelante, con muchísima más fuerza.
Un saludo

Paula dijo...

Petrusdom, bienvenido... Veo que conoces la ciudad. Espero que el león se contenga, a ver si la vamos a liar, jajajaja

Itoitz, no sé no sé... ya veremos

Fernando, y que lo digas. Un besazo

Carmen Fulle, pues nada, hazme un huequito, que mi corazón allí estará. Lo cierto es que me encantaría participar, y sobre todo, compartir un rato contigo. Un abrazo

Florecita, yo no me considero una mujer que de mucho... Básicamente creo que doy lo que me apetece. Y la rabia está para eso, para sacarla, y pone cada cosa en su sitio. Un abrazo fuerte para ti también

Paula dijo...

Lamima, y lo ancha que me he quedado... uffff, veo que me entiendes.

Nerim... lo cierto es que creo que está bien no esconderse tanto. No por los demás, al final, cada uno se imagina del otro lo que quiere o lo que puede, sino por uno mismo. Pero estas son mis divagaciones. Un abrazo

Delokos, fíjate tú si se me quedó bien el cuerpo que me empezó a bajar la fiebre. Hoy sólo me queda alguna que otra molestia, y un pelín de cansancio. Un abrazo

Elena, y que lo digas, maja... Un besazo

Paula dijo...

Gonzalo, que te he saltado... ¿que te hacen falta abrazos? Sobrevuelan el océano unos cuantos. Disfrútalos.

laonza dijo...

Pues muy bien Paula, como bien lo has dicho estas en tu casa y gritas y escupes lo que te apetezca...ojalá esas señales sean atendidas, ojala que no tienen respuesta por el cielo esta sin cobertura o algo de eso y que este no sea tan imbécil!!!
besos con buenos deseos!!!

aPerfectCrime dijo...

Un Post diferente.. si, si...
Introspectivo pero desde otra optica

Saque la rabia nomás
Y esculpa con ella, diferentes paisajes.
Vendré a verlos, para refrescar mi vista (y mente)

Saludos !!!

Osselin dijo...

Se me escapan las palabras entre las manos en amor líquido.
MIs sentimientos atropellan a mis palabras. Tengo sed y bebo en tu mirada, eterno momento.
Debo partir, tu perfume aún en mi rostro, aún en mis manos...
salitre y nardo
salitre y nardo.
(Osselin)

Gregorio Verdugo dijo...

¿Te has planteado que igual es ciego?. No entiendo cómo no puede ver tal cantidad de señales, ni oir el tronar de la rabia conetina.
Espero que, al menos, estés mejor después de liberarte de ella.
Un saludo.

el_Vania dijo...

Realmente fallamos en las cosas más evidentes, cuando desciframos las claves más complejas.
A lo mejor los mensajes han de ir cifrados, o algo por el estilo, si quieres que se de por aludido el susodicho... o me temo que el pájaro de muerte y angustia picoteará esa ventana irremediablemente una y otra vez... en un loop infinito... ad libitum.
Salud/OS, maña!

Hôichi dijo...

Me alegro de que lo hagas aquí

la fiebre pronto pasa y llega la brisa

Arcángel Mirón dijo...

También tenemos derecho a rabiar!! Y vos lo hacés muy bien!!

Decíselo en la cara, así no puede hacerse el zopenco.

Y aquí te dejo el link:

http://miarroba.com/foros/ver.php?foroid=669973&temaid=5586483

Artemy dijo...

...piensa que tu fiebre es pasajera,
...y cuando menos lo esperes,
señales de humo,
o, con mensajes botellas,
devolveran a tu corazón,
su primavera.

Letra de Mujer dijo...

Los imbéciles se especializan en hacerse los distraídos ante las señales, por algo son imbéciles. Solo se les hace reaccionar escupiéndoles la rabia, bien hecho!!!!

Pao dijo...

Parece que hay algunas personas y algunas ocasiones, con las que hay que ser mas rudas, y perder la paciencia...
A ver si asi despiertan, sienten, viven.

memento dijo...

Hola Paula, espero que ya estés totalmente recuperada. ¡Me encanta que creas en imposibles! Yo creo que casi todo es posible. A menudo cuando menos lo esperas. Ojalá tengas una respuesta como te mereces. Besos soleados, D.

maite dijo...

es imprescindible lo que has hecho y yo te aplaudo a rabiar, este vómito sienta muy bien...
un abrazo estrujante
ponte buena!!!

Gubia dijo...

Cierra los ojos y deja que tus señales lleguen a todos cuantos te leemos aqui...prometo acudir a la cita aunque sea solo en unas pequeñas lineas como estas. Espero que pronto mejore esa fiebre.Un abrazo.

Isabel Romana dijo...

Efectivamente, estás en tu casa y puedes hacer lo que quieras, lanzar esas señales de humo y llamar imbécil al imbécil que simula que no las ve. Está bien decir las cosas que se sienten y tal como se sienten. Besos, querida amiga.

axel dijo...

sniff sniff!!!
es triste tu poema pero buenisimo me recuerda cosas de una exnovia, algo bastante nostalgico

deberias sacar mas fotos de aquellos lugares que visitas, ya que a mi me encanta la fotografia y me gusta conocer lugares aunque sea por foto.

cuidate y abrazos

Leo Zelada Grajeda dijo...

Me gusto este texto.

Saludos

Paula dijo...

Laonza, ¡me encanta tu entusiasmo!!! Un besazo

AperfectCrime, sacaré la rabia, la sacaré. y dibujaré paisajes. Como bien tú dices.

Osselin, tus palabras resulta que apaciguan, que calman. Es una delicia leerte. siempre.

Gregorio Verdugo, lo cierto es que, al terminar de escribir, la fiebre empezó a bajar. Ahora me encuentro mucho mejor. Gracias.

El_Vania, es lo que tenemos los humanos, se nos va el tiempo en chorradas. Qué le vamos a hacer.

Paula dijo...

Hôichi, yo también me alegro de mostrar esta otra faceta febril, que, además, sana y todo...

Arcángel, a oidos sordos... Un besazo, y gracias con el link

Artemy, me ha encantado tu comentario poético. Mil gracias.

Letra de mujer, quizá la clave esté en no fijarse en ellos, no sé...

Pao, eso es, estamos de acuerdo. Desde luego, cuando la que no se ha enterado he sido yo, y me han zarandeado un poco, luego lo he agradecido un montón.

Memento, sigo creyendo en imposibles. Por eso los veo manifestarse casi todos los días. Si no fuera por eso... (ya estoy totalmente restablecida, fue un mal viento que me entró por el oido izdo, y me provocó un poco de fiebre)

Paula dijo...

Maite, y que lo digas. Se queda una nueva.

Gubia, eres un encanto, chiquilla.

Isabel Romana, si, yo creo que está bien. De hecho, ya me siento muchísimo mejor. Un abrazo (tengo que dedicar un buen rato a ponerme al día contigo, que ya tengo ganas...)

Axel, si, en el fondo, tiene un toque bien triste. Snif, snif. Colgaré más fotos, ya las irás viendo. Un abrazo.

Leo Zelada, me alegra que te guste. Un abrazo también para ti.

PoWaH dijo...

Me ha encantado tu blog. Permítime ser un nuevo asiduo a él y añadirlo a mi lista de favoritos.

Un Saludo

NoSurrender dijo...

Vaya, para ser la primera vez que visito tu cuaderno me ha resultado un poco vehemente :)

Lo importante es amar, no ser amado. Te admiro y brindo por ti.

Un saludo.

mandarina azul dijo...

Como dicen que donde fueres haz lo que vieres, no sé si llamarle yo también imbécil ;)

Di que sí, que sobran las explaciones, supongo que te ha salido del alma, con eso sobra.

(Mencionas el Monasterio de Veruela... qué recuerdos. Allí se me cayó por primera vez un diente de leche).

Besos :)

mandarina azul dijo...

¿Explaciones? Vaya estreno... explicaciones ;)

Patus dijo...

Cada minuto de tu vida es valioso...el asunto es saber cuándo y cuánto vale la pena esperar por alguien.
Besos

A-X dijo...

Che...
la fiebre como se baja?
porque a mi me está dando de nuevo...je je

Mi querida pauli... te tengo abandonada, pero me recupero de dolores de todo tipo.

Al otro lado del mar, me tomaré el tiempo pa leerte como te lo merecés.

Ojala que pase pronto.

Un beso

desconvencida dijo...

Toda la vida enviando señales de humo... y lo importante es encontrar a alguien que sepa cómo leerlas...

Ártemis Sublime dijo...

Qué bueno que has decidido esta iniciativa aquí.
Tus palabras siguen amansando los mares que nos ahogan a todos con olas, que permanecen siendo caricias.
Un abrazo!

El detective amaestrado dijo...

Ay, Paula, nos dejamos tanta vida entre las hojas de un Moleskine...Algún día me gustaría enseñarte el mío...

Ana R dijo...

Pues metiéndome en tu texto diria , un tanto jocosamente y con el noble fin de arrancarte una sonrisa que...no le hagas señales de humo :tírale la botella con el mensaje dentro ...pero apunta bien para que le de de lleno...

Un beso

Ferípula dijo...

Paula!!! Incendialo a ese despistado!!!!

Hacele una fogata en la nariz...basta de humo, dale!!!!
Y no abras otro blog: seguí con este y desahogate con tutti.

Cuál es tu profesión??? Me dejaste con la espina... :)

Besos incendiarios! jaja!

Paula dijo...

Powah, bienvenido. Veo que compartimos la pasión por Quique González. Un abrazo

Nosurrender, y que lo digas. Me gusta la palabra vehemente. Y arrebato. Y pasión. Y los rayos, y las centellas. Un abrazo.

Mandarina azul, qué bonito es el monasterio, ¿verdad? (Y lo bien que se come en el restaurante de enfrente, ja) Un besazo, maja

Patus, mujer, esperar, esperar, lo que se dice esperar... ¿cómo estás tú?

A-x, la fiebre se saca... ¡dejándola salir!!!! Yo tenía unas pocas décimas, cosa rara en mí, que no suelo tener, y cuando acabé de escribir tan sólo quedó el recuerdo del escalofrío.
Te deseo un feliz viaje.

Paula dijo...

Desconvencida, si, yo también tengo claro que al final, lo importante es encontrar a alguien con tus mismos códigos. Ardua tarea a veces, y mágica otras... Un abrazo

Artemís, yo con comentarios como los tuyos, me quedo que no sé ni que decir. Se ruborizan hasta las gatas. Mil gracias.

Detective... ¡eso son palabras mayores!! (ver tu moleskine... ufff, espero que no sea una broma) Algún día, para ti, ¿cuándo es?

Ana r, lo cierto es que, visualizando la escena, no sólo he sonreído, sino que me has arrancado una carcajada. ¡¡Bravo!!!

Ferípula, un día de estos escribo un post sobre mi trabajo, ¿te parece? Un besazo, guapa

Clarice Baricco dijo...

Claro que es tu casa, con tantas recamaras con los ánimos necesarios y aquellos que solo de instantes coleccioanables.
Me gustan tus señales, las de humo, las de mares, las de tus sonidos.
Sigue deletréandonos.

Abrazos

joaquin dijo...

Ay Paaaauuuu...miedo me das...

Francisco Ortiz dijo...

Claro que sí: en todo ser sensible hay un ser que sufre, que se debate.