21 octubre 2007

Las orillas del mundo

Quién podría vivir en la tierra
si no fuera por el mar
Luis Cernuda



Cuando en las orillas del mundo
se refleja tu recuerdo
durante un breve instante
todo se detiene:
el dolor, los insomnios
la subida del euribor
la respiración
Sólo el leve rumor que apenas roza
el cortante tacto de las rocas
Sólo la humedad que se confunde
con otras humedades más oscuras
dan sentido
a este ir y venir por las arenas perdidas
de las playas deshabitadas
Sólo la plenitud que nos inunda
reconforta este tránsito ciego
por los caminos que llevan a ninguna parte


Imagen: Mi primer óleo después de cinco años sin pintar. La fotografía no tiene toda la nitidez que debiera y los tonos originales son más grises, pero en fin, es la que más se parece, qué le vamos a hacer.

24 comentarios:

maite dijo...

Paula, ya es el no va más ...acompañar tus textos con tus pinturas, me alegro y me gusta
besos

carmen fulle dijo...

Paula, me gusta mucho tu pintura, de verdad es un mar inspirador.
Cariños
Carmen

Nerim dijo...

Excelente poema y preciosa la pintura.
Un saludo

Hôichi dijo...

Realmente inspirador, de verdad

Javier López Clemente dijo...

Hola Paula.

Voy a cerrar la boca.
Ahora ya puedo escribir, o eso espero.

Hubo un día que nos regalaste palabras con poemas, eso me gustó pero temí por las frases y los párrafos.

Ahora nos deleitas con tus pinturas. La primera, no podía ser de otra manera, es el mar.

Gracias a Dios, las orillas del mundo están muy cerquita de la calle libertad, ya sabes, entre champis y una copa de vino.

Salu2 Córneos y me quito el sombrero.

el_Vania dijo...

Paula, jamás pensé que en un poema tan profundo aparecería "la subida del Euríbor".
Ole y Ole.
PD: No sabía de tus artes pictóricas... ¿para cuando una exposición en Zaragoza!?
PD2: ¿5 años sin pintar? Queda claro que la que tuvo, retuvo.
Salud/OS!

LE MOSQUITO dijo...

Los grises serán más grises, pero los rojos no pueden ser más vivos.

Arcángel Mirón dijo...

Pensaba hablar del poema, pero al ver que el óleo es tuyo me quedé sin palabras.
Bueno, igual no te hacen falta las mías, si ya las tuyas son un derroche.

:)

gonzalo dijo...

esas piedras de colores de la imagen, me parecieron cuepos de gente muerta.

besitos luminosos.

delokos dijo...

Bonita pintura, y precioso el poema...

¡Uf, últimamente ando a salto de mata, sin tiempo casi para visitaros ni para decir hola!... en cualquier caso, por aquí estoy...

Un abrazo...

Lady Zurikat dijo...

A la flauta que has posteado mucho desde tus vacaciones! Y ademas, tambien pintas y muy bien!!!! Si bien la fotografia no es un calco exacto de la realidad, da una cabal idea de tu talento para los pinceles.

Isabel Romana dijo...

Desconocía que pintases, y he de decirte que ese cuadro me gusta mucho, tiene fuerza y gancho. También tu poema. Lo ideal es aunar ambas cosas... Besos, guapa.

melina dijo...

por eso tal vez el agua reflexione menos sobre nuestro peso y sólo nos haga deslizar.

un abrazo!!!

gaia56 dijo...

pues que muy bien por tu óleo y tu poema.... ay, las orillas .. nos llevan, nos traen...

Expediente X dijo...

Preciosa imagen,
ojalá a mi me pase lo mismo,
despúes de más de cinco años sin pintar,
y extraordinarias palabras.

Veo y leo.
Volveré por aquí,
y tal vez vuelva a pintar.

Fernando Sarría dijo...

vaya encima pintas...esas manos!..besos

el nombre... dijo...

paula: te felicito por tu óleo, realmente espectacular.
y no, yo no podría vivir sin, al menos, el conocimiento del mar.
Aunque no lo tenga cerca, sé que existe, y cuando puedo, corro hasta sus orillas!!!

maite dijo...

vengo a visionar de nuevo...
besos

Lamia dijo...

El óleo es precioso, Paula. Y no olvides que los caminos, aunque ahora no te lo parezca, siempre conducen a algún sitio. Hasta aquellos que tienen una salida ciega y nos hacen dar marcha atrás.
Un beso.

mandarina azul dijo...

Seguro que el mismísimo Cernuda disfrutaría de tus versos y de tu pintura.

Un besote, Paula. :)

itoitz dijo...

Yo siempre me he preguntado porque a este mundo le llamamos TIERRA cuando deberíamos de haberle llamado OCÉANO...
un abrazo.

gonzalo dijo...

volarás hasta nuestro mar?

Javier Herque dijo...

Las orillas del mundo (me niego a decir “tu mundo”) haciendo de espejos reflejan soledad y recuerdos como restos de un naufragio y tus manos tiritan sobre la arena…escriben y se niegan la esperanza, la fuerza, la luz, la partida, un nuevo lienzo donde dibujar el trayecto de ese camino que espera tus pasos para tener un norte.

“si no fuera por tu mar”

Un beso.

María Jo dijo...

soy tu otra tú, sí la del bosque, sí, la de orense. Precioso el cuadro, precioso, precioso. Si con las palabras nos inundas, qué no harás disolviéndonos en esencia de trementina...
mil besos
María Jo