26 enero 2008

Moriré de pena cualquier tarde

Las palabras fueron avispas
y las calles como dunas
cuando aún te espero llegar
En un ataúd guardo tu tacto...

La chispa adecuada
Héroes del silencio


Moriré de pena cualquier tarde
dejando la casa recogida y el telón bajado
Vendrán a buscarme
en un carro de luz y oro mis ancestros
envueltos en guirnaldas de resplandeciente amanecer
para llevarme entre cánticos
al lugar donde no habré de sentir las ausencias
como puñales de fuego
ardiendo en mi corazón

Celebrad una fiesta cuando me haya ido
decid que era buena inventando cuentos
y que las lágrimas que ignorábais
siempre estuvieron de más

No habrá de importarme

Dicen que el cielo es en verdad un desierto
hecho de abismos donde se precipitan los sueños
en una caída sin fin
para aquellos que amamos con desmesura
con el acelerador apretado y las manos abiertas
y quisimos ver más allá del escenario

Quizá en el olvido esté la salvación

Brindad por mí en ese tiempo
con el ánimo resuelto y el honor intacto,
que el amor, las pieles, y las infinitas noches
con el guión en blanco
me los llevo yo

Moriré de pena cualquier tarde...



Imagen: O. REDON. Ofelia. 1900-05. Pastel sobre papel y cartón. Ya sabes, todo arde si le aplicas la chispa adecuada.

33 comentarios:

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola Pauli!!!
Qué alegría reencontrarnos!

Y seguís escribiendo tan profundo,
tantas veces salva el olvido!

Pero no mueras...
la vida te trae euna próxima primavera...es custión de tiempo.

Besitos!!! ♥

el nombre... dijo...

Tus mares siempre tan intensos, tan bravíos, tan insolentes, y, fundamentalmente, tan verdaderos.

Yo quisiera el mismo funeral.
Te lo aseguro.
Me asombra enormemente lo que escribiste. Lo estaba pensando anteayer... pero no lo supe escribir como una poetiza como vos.

Gracias, mil.

Si bien puede parecer un post tanático, está lleno de la energía de una vida que se apasiona. Por vivir!

el_Vania dijo...

No creo que haya motivo para morir de pena.
Estas líneas que escribes, y estos parroquianos, bien puede ser motivo de alegría.
Coincido contigo, eso sí, en celebrar un festival el día del funeral.
A las penas, puñaladas.
Besos!
Salud/OS!

Javier López Clemente dijo...

No conocía la versión Huracán Ambulante de La chispa adecuada, es una delicia.

Morir siempre ocurre cualquier tarde, hoy me gustaría morir, aunque sólo fuera para que mi relato sobre la muerte tenga el dolor suficiente para conmover, pero eso no es morir.

Morir es olvidar. La salvación esta en las venas arañadas, en la sangre derramada, en el alma herida y en el sufrimiento.

El amor es una quimera, un espejismo sobre el que nos avalanzamos hsata caer de bruces sobre el tapete quemado por los cigarros de la vida y de las traiciones.

Nunca morirás mientras sigamos leyendo tus versos.

Salu2 Córneos.

Isabel Romana dijo...

Bello y triste, querida amiga. Un abrazo.

RAIKO dijo...

Entre los arcanos del tarot, la muerte es una condición necesaria para el cambio, es el final que genera un nuevo comienzo, es la condición indispensable para volver a resucitar. En la vida es normal morir varias veces e incluso aconsejable dormir durante un tiempo el sueño de los justos, para renacer, rascar la tierra con las manos e incorporarse de nuevo al mundo de los vivos. Abrazos.

Hôichi dijo...

todos mutamos de piel y alma

neoGurb dijo...

Paula: estas cosas te inmortalizan.

Le Mosquito dijo...

Perdí la cuenta de las veces que leí estos versos, Paula.
Creo que son versos que mueren matando.
Un beso.

Lamia dijo...

Querida Paula, a veces amar demasiado hace demasiado daño. Sin embargo, el mismo amor que nos mata, nos otorga vida.

javier dijo...

Últimamente tus palabras me llevan a recordar antiguas canciones que por “h” o por “b” perfilaron instantes de mi pasado.

Ese:

“moriré de pena cualquier tarde”

Me trajo a la memoria otra frase de una canción que seguro conoces:

“yo pisare las calles nuevamente…”

Y es que hay frases que deberíamos escribir en el techo del dormitorio para ser lo primero que encontráramos al abrir los ojos cada mañana de cada día de cada mes de cada año…porque en el olvido solo hay intentos de dejar atrás aquellos instantes que deciden ser “imperdibles”.

Un beso.

Anna. dijo...

"Dicen que el cielo es en verdad un desierto
hecho de abismos donde se precipitan los sueños
en una caída sin fin
para aquellos que amamos con desmesura
con el acelerador apretado y las manos abiertas
y quisimos ver más allá del escenario"....

es por esta razon que mantengo firmaza en la posicion de que somos tan pocos los que decidimos mirar hacia la izquierda que nos podemos cruzar el semaforo en rojo y podemos reconocernos...

y es que los segundos del mar se resumen en las olas, esto lo hace mas eterno....

Mujer, hermoso blog....

Anna.

Alberto dijo...

Si aprendemos a vivir, sabremos morir bien...
Un abrazo.

Expediente X dijo...

Que te voy a decir que no te haya dicho ya en la anterior entrada, ah sí, visítame alguna vez, Paula, te echo de menos, hasta pronto, Javi.

nomesploraria dijo...

El poema es precioso aunque espero de todo corazón que no refleje tu estado de ánimo y sobretodo que no se cumpla.

Te mando una sonrisa aliviadora de penas ¿No la ves?
Un abrazo Paula

(la Ofelia de R. es una maravillaaaaaaaaaaaa)

gonzalo dijo...

amiga: hay mucha belleza aqui.

melina dijo...

Preciosas letras!
Aún tendremos después de muertos esa sorpresa que imaginamos cuando vivos?
No lo sabremos, por eso mejor sigamos soñando y disfrutando de lo desconocido.

Un abrazo grande!

www.artemissublime.blogspot.com

Francisco Ortiz dijo...

Intensidad y sinceridad a la par: qué difícil, qué hermosas palabras e ideas.

Le Mosquito dijo...

Y hoy, yo también te echo de menos.

nomesploraria dijo...

Y yo también

maite dijo...

pues anda que yo!!!

Le Mosquito dijo...

Pues ya somos 22.

nomesploraria dijo...

no, 23.

Paula dijo...

jajajaja

pero cómo sois...

tenéis razón, llevo mucho sin escribir, pero en breve, breve, cuelgo algo.

Y mil gracias por seguir viniendo, a veces, no tengo perdón


Me encuentro de maravilla, os haría una fiesta del puro aprecio que os tengo

y van 24

Ignacio Bermejo dijo...

hola. He entrado buscando gente que le guste la poesía y te he encontrado. Bueno, a tu blog, y me ha encantado.

Ven a leerme. Espero que mi poesía te guste, al menos, la mitad de lo que me ha gustado la tuya.
Enhora buena.

Un abrazo.

gonzalo dijo...

ha vuelto tu alma?

nomesploraria dijo...

Una fiesta? Con merienda?
Bien!

Le Mosquito dijo...

Me encargo de llevar los agujeros de las rosquillas.
:)

Javier dijo...

Sentimientos. Cuando llegue el momento no me importará. Si lo dejo recogido o por recoger. Sé que llegará.
Un abrazo

Paula dijo...

pues sí vamos bien, yo no me refería a una merienda con agujeros de rosquillas

yo me refería a una fiesta con música, alcohol, drogas múltiples, y cariño, sobre todo, mucho cariño...

alguien se apunta???

Le Mosquito dijo...

Y digo yo... ¿El cariño me lo podré beber sin alcohol, no? Porque llevo una rachita...
Muchos besos, Paulota.
:)

Paula dijo...

mosquito, bébete el cariño como quieras

que para eso es una fiesta

muchos besos para tí también, y mil gracias por pasarte por aquí

Lis dijo...

hoy día siento lo mismo...

cariños